Rayados, una historia de fracasos y millones

El golpe recibido por Monterrey en Querétaro, donde los albiazules se toparon con unos verdaderos gallos de pelea, fue devastador.
El golpe recibido por Monterrey en Querétaro, donde los albiazules se toparon con unos verdaderos gallos de pelea, fue devastador.
 El golpe recibido por Monterrey en Querétaro, donde los albiazules se toparon con unos verdaderos gallos de pelea, fue devastador.  (Foto: Notimex)
Monterrey, México -
  • De no calificar, el Monterrey estaría teniendo una sola participación en Liguilla en los últimos cinco torneos

El golpe recibido por Monterrey en Querétaro, donde los albiazules se toparon con unos verdaderos gallos de pelea, fue devastador. Un gancho al hígado en las aspiraciones de entrar a la Liguilla.

Hoy, Antonio Mohamed y sus pupilos están contra las cuerdas; pese a ser la segunda nómina más cara de la Liga Mx con 46.4 millones de dólares, según el portal Transfermarkt, y tener un majestuoso estadio de recién estreno, atraviesan una etapa similar a la época cuando el club estaba al borde de la quiebra financiera, tiempo en el que las Liguillas no se le daban.

Y es que de no lograr la calificación, Monterrey estará sumando su cuarto fracaso (quedarse sin Liguilla) en los últimos cinco torneos disputados; a Rayados le queda por delante dos asaltos más en un combate en el que luchan por no caer a la lona, tratando desesperadamente de llegar hasta que suene el campanazo final, para conocer si la decisión de los jueces les favorece para ser uno de los ocho invitados a la Fiesta Grande.

Estancada en 20 puntos, la Pandilla descendió del octavo al décimo puesto de la Tabla General tras la Jornada 15, por lo que están obligados a ganar ante América y Toluca; además de esperar derrotas de los equipos que se encuentran arriba en la clasificación.

De no colarse, Monterrey estaría dejando todo el año del 2015 a su afición sin un solo partido de postemporada; la ocasión más reciente en que se jugó Liguilla fue durante el Apertura 2014, cuando llegaron hasta las semifinales bajo las órdenes de Carlos Barra; mientras que en el Apertura 2013, Clausura 2014 y Clausura 2015 se quedaron a la orilla.

Este mismo año, los albiazules no pudieron despedir el Estadio Tecnológico con una Liguilla y mucho menos conquistando algún título ya sea de Copa o Liga; ahora en su nueva casa, que costó una inversión de 200 millones de dólares, podría quedarse temprano sin fútbol.

El reloj sigue su marcha, mientras haya tiempo los Rayados seguirán tratando de mantener en pie la batalla, esperando asestar un par de buenos golpes aunados a la combinación de resultados, para prolongar su participación en el Apertura 2015.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×