Cardona, ídolo Rayado que pasó hambre y pobreza

Edwin Cardona, colombiano que desde su infancia mostró un espíritu inquebrantable, una voluntad tenaz para cumplir con el mayor sueño de su vida: ser futbolista.
Cardona, ídolo Rayado que pasó hambre y pobreza
Monterrey, Nuevo León -
  • En el presente torneo, Cardona suma 10 goles y es sublíder en el sector de dianas

Ningún inicio en el fútbol es fácil, pero quien más sufre es aquél que va adelante trazando el camino, enfrentando obstáculos y adversidades.

Ese es el caso de Edwin Cardona, colombiano que desde su infancia mostró un espíritu inquebrantable, una voluntad tenaz para cumplir con el mayor sueño de su vida: ser futbolista profesional; hoy, aquel niño que pasó hambre y vivió rodeado de pobreza, es una figura e ídolo en Monterrey.

Nada detuvo al pequeño originario del popular barrio Belén Buenavista en su natal Medellín, y al ver tal determinación de su primogénito, al señor Andrés Giovanni y a su esposa Paula Bedoya, no les quedó más que apoyar a su hijo, al grado de no probar bocado si era necesario para completar el pasaje del autobús; otras veces Edwin tenía que caminar o pedalear una vieja bicicleta.

“Muchas cosas (sacrificó), dejar la familia, dejar de comer mis padres o mis hermanos para compartirme para un pasaje para poder ir a entrenar. Luchar siempre por los sueños, dejar de estudiar porque la verdad dejé de estudiar y pude haber terminado, pero el fútbol se enfocó tanto en mí, Dios me dio la oportunidad de tener este talento y creo que lo he sabido aprovechar”, expresa el "10" de la Pandilla en entrevista a Mediotiempo.

Así Cardona fue subiendo de categoría en Atlético Nacional, hasta lograr debutar a edad temprana con el equipo verdolaga, debido a que su calidad y talento se combinaron con una regla que obligaba a tener a un jugador juvenil en el campo.

“Cuando me tocó la oportunidad (de debutar) en Colombia había algo que se decía ‘la norma’, tenía que jugar un jugador menor de 18 años y tuve la oportunidad de jugar a los 15 años, desde ahí empecé y como se dice es fácil llegar, lo duro es sostenerse y me he sabido sostener estos cinco años que llevo como profesional”, comenta con orgullo el crack de la Pandilla.

Las carencias de la infancia poco a poco iban quedando atrás, el no comer todos los días y la dura enfermedad que su madre superó, fueron parte del entorno al que se sobrepuso Edwin, hasta que llegaron los títulos con Independiente de Santa Fe, Nacional y su llegada a Rayados, así como su paso por las selecciones menores hasta llegar a la mayor con Pekerman.

“Obviamente hay muchas historias, uno se puede quedar acá, pero lo único que puedo decir es que hay que luchar por sus sueños, tener siempre presente lo que uno quiere y así uno va a lograr el objetivo, nunca bajar la guardia”, aconseja a aquellos jóvenes que también sueñan con ser jugadores profesionales.

De la misma forma en que Edwin Cardona se aferró a su ilusión de ser futbolista en Primera División y de llegar a la Selección Colombiana, así mantiene el sueño de que el Monterrey se meta a la Liguilla, gane sus últimos dos partidos y se vea favorecido con los resultados que requiere.

“Sí, yo sí (cree que calificarán), ese es mi sueño, ahorita aspiramos a eso. El partido del sábado nos va a dar un plus para lo que queremos que es clasificar, ya las finales se verá en mano a mano, es diferente. La verdad me visualizo mucho clasificando, y si clasificamos vamos a dar de qué hablar en la Liguilla”, concluyó el colombiano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×