El primer Clásico Tapatío de Almeyda

Matías Almeyda logró sustituir la amargura de no avanzar a la Liguilla, cambiándola por una sonrisa tras haber ganado el Clásico Tapatío.
El primer Clásico Tapatío de Almeyda
Guadalajara, Jalisco -
  • Almeyda y su equipo se impusieron a los Rojinegros

Matías Almeyda logró sustituir la amargura de no avanzar a la Liguilla, cambiándola por una sonrisa tras haber ganado el Clásico Tapatío, este que fue su primer encuentro ante el eterno rival de la ciudad, y que vivió de manera intensa.

Desde su aparición en la cancha, se le notaba cierto nerviosismo, el cual aligeró con el saludo al técnico rival, su paisano Hugo Norberto Castillo.

Si en algún momento, Almeyda estuvo nervioso durante el encuentro, lo supo disimular bastante bien. Los brazos atrás, atento a cada jugada, y ocasionalmente un grito, una indicación, un aliento a sus jugadores.

Fue hasta la segunda mitad cuando llegó la explosión, el grito de gol. Marco Fabián en una pelota detenida, lo tomó un tanto por sorpresa. Abrazos por la ventaja de su equipo de trabajo. Almeyda también se abrazó con los suyos.

Al final, luego del drama de los últimos 15 minutos con un jugador menos, tras la lesión de Marco Fabián, explotó en alegría, y aunque fue a buscar al técnico rival para despedirse, no lo encontró. Se quedó solo y su alegría por otro Clásico más para la afición rojiblanca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×