Hiram Mier, de la luz a la sombra

Hiram Ricardo Mier Alanís, cumplía 21 años ese día y saltó del anonimato para cosechar elogios y la admiración de sus compañeros.
 Hiram Mier quedó descartado para participar ante Santos este próximo viernes, cuando Rayados visite la Comarca Lagunera en la sexta jornada del Clausura 2016.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • En el presente año las lesiones y decisiones técnicas han marginado al defensa

Rayados enfrentaba al Seattle Sounders en la Concachampions, un 25 de agosto del 2010 y Víctor Manuel Vucetich, el entonces timonel de La Pandilla, sorprendió al incluir en su cuadro titular a un joven central desconocido.

Hiram Ricardo Mier Alanís, cumplía 21 años ese día y saltó del anonimato para cosechar elogios y la admiración de sus compañeros, afición, prensa y de su propio entrenador; 37 días después, el canterano hizo su presentación en la Liga, destacando con su lectura de juego, anticipación, técnica y seguridad en la marca, que lo hacían ver como un jugador experimentado y no un novato que debutaba en la Primera División.

Hoy Mier vive la otra cara de la moneda, poco a poco en los últimos meses se ha visto atacado por las lesiones y en ocasiones por decisión técnica no ha jugado, por lo que en el actual Apertura 2015 registra su torneo con menos minutos en el terreno de juego desde su debut.

Aunque la peor lesión de su corta carrera la vivió en el Apertura 2013, cuando sufrió la ruptura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, lo cual le impidió ver acción durante siete meses, en el presente certamen las dolencias han sido recurrentes.

Primero fue una ruptura fibrilar en la parte posterior de su muslo derecho, luego el rompimiento de una adherencia cicatrizal en su muslo izquierdo y últimamente una molestia lumbar, todo esto ha hecho que el originario de Santiago, Nuevo León, sólo haya disputado 347 minutos en el A2015.

Atrás quedaron los primeros años en los que Mier se consolidó de inmediato como titular indiscutible, fue parte fundamental de la conquista de la segunda Liga con Vucetich en el Apertura 2010; así como Concachampions 2011, 2012 y 2013, con sus respectivas participaciones en Mundiales de Clubes.

También en el recuerdo están los títulos y medallas conseguidas con la Selección Mexicana, aunque no participó en la Copa Oro 2011, fue parte del grupo que obtuvo el título, pero fue importante en la conquista de los Juegos Panamericanos del 2011 y en el máximo logro futbolístico de México con la medalla de oro en los Olímpicos de Londres 2012.

Los títulos y sobre todo su calidad futbolística pusieron a Hiram en el aparador para otros equipos del futbol mexicano e incluso levantó el interés de algunos extranjeros; ahora el zaguero tiene el reto y la tarea de regresar al sitio que alguna vez ocupó en Rayados.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×