Pumas-América pone en alerta la seguridad

Si hay un partido que provoca dolores de cabeza al área de seguridad del Gobierno de la Ciudad de México es el encuentro entre Pumas-América o América-Pumas, que al pasar los años ha obligado a...
Si hay un partido que provoca dolores de cabeza al área de seguridad del Gobierno de la Ciudad de México es el encuentro entre Pumas-América o América-Pumas, que al pasar los años ha obligado a extremar las medidas preventivas.
 Si hay un partido que provoca dolores de cabeza al área de seguridad del Gobierno de la Ciudad de México es el encuentro entre Pumas-América o América-Pumas, que al pasar los años ha obligado a extremar las medidas preventivas.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Un promedio de 4 mil personas son designadas para resguardar la seguridad de estos juegos

Si hay un partido que provoca dolores de cabeza al área de seguridad del Gobierno de la Ciudad de México es el encuentro entre Pumas-América o América-Pumas, que al pasar los años ha obligado a extremar las medidas preventivas.

En promedio, un partido entre estos dos equipos requiere un operativo de cuatro mil personas de diferentes agrupamientos entre policías de proximidad, Policía Metropolitana, de Tránsito, además de paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) entre otros.

En noviembre de 2010 se utilizaron 2 mil 945 elementos para todo el operativo y ese número tuvo un aumento hasta llegar a los 5 mil elementos destinados para los Cuartos de Final de Vuelta del Apertura 2014.

En este Apertura 2015, en la Jornada 17 la Secretaría de Seguridad Pública coordinó a 4 mil 500 elementos en un trabajo que inició a las 13:00 horas y culminó hasta después del partido.

El objetivo, de acuerdo con la SSPDF es evitar el vandalismo, “la comisión de delitos” y las riñas entre porras pero esto no siempre se ha cumplido.

En la reunión realizada previa a ese juego, se suscitó una gresca entre integrantes de ambas barras afuera de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública en la Zona Rosa.

Además, a veces el operativo no ha sido suficiente para contener todos los posibles brotes de violencia.

El 20 de abril de 2013, previo al juego, aficionados de ambos equipos se enfrentaron en las instalaciones del metro Candelaria. Ahí, un joven de 14 años terminó en el hospital por lesiones causadas por un petardo que explotó durante la gresca.

Ese mismo 20 de abril, tras el partido en el Estadio Azteca, en el estacionamiento del inmueble, un aficionado con playera azulcrema fue golpeado por presuntos integrantes de la barra Rebel quienes incluso le arrojaron una roca a la cara.

Y en un antecedente previo, el 14 de noviembre de 2010, 9 policías terminaron lesionados, 3 patrullas dañadas y 19 detenidos.

Ese día, en Avenida Revolución, aficionados del América lanzaron un petardo a una patrulla causando quemaduras a la agente de policía Viridiana Hernández y en otro incidente, aficionados de Pumas arrojaron piedras a una de las agrupaciones policiacas.

En marzo de 2012, una menor de 17 años le explotó un petardo en las manos y le provocó daños en el ojo derecho, por ello tuvo que ser trasladada al hospital.

Hasta los equipos han extremado sus precauciones como América, cuyos jugadores y cuerpo técnico ingresan al Estadio Olímpico Universitario en camionetas blindadas.

Todo ello en el marco de un juego cuya seguridad es el principal tema con tal de evitar heridos o situaciones peores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×