Gignac, de gitano y vendedor a goleador

Hace tres décadas, 5 de diciembre en Martigues, Francia, vio su primera luz André-Pierre Christian Gignac, quien con el paso de los años se convertiría en un crack y actual goleador de Tigres.
Hace tres décadas, 5 de diciembre en Martigues, Francia, vio su primera luz André-Pierre Christian Gignac, quien con el paso de los años se convertiría en un crack y actual goleador de Tigres.
 Hace tres décadas, 5 de diciembre en Martigues, Francia, vio su primera luz André-Pierre Christian Gignac, quien con el paso de los años se convertiría en un crack y actual goleador de Tigres.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Gignac nació el 5 de diciembre, este sábado cumple 30 años de edad
  • El atacante auriazul tiene valor de 8 millones de euros, según transfermarkt

Hace tres décadas, 5 de diciembre en Martigues, Francia, vio su primera luz André-Pierre Christian Gignac, quien con el transcurso de los años pasó de ser gitano, vendedor a un crack; hoy, actual goleador de Tigres.

Gignac vive su plenitud futbolística y en su cumpleaños 30, puede decir que ha pasado muy gratas experiencias con el balón, los goles nunca le faltan, pero un título jamás lo ha gozado.

En general, la vida del atacante galo ha tenido altas y bajas. Las historias que llegan desde el Viejo Continente narran particularidades fuera y dentro del terreno de juego.

De más joven, el "10" de Tigres, quien proviene de familia de raíces gitanas, llegó a vender ropa en los mercados ambulantes de su país, anécdota que él ha platicado y que no le da vergüenza revivir, símbolo de su sencillez, la cual ha manteniendo con el cuadro de la UANL.

El espigado delantero de 1.87 metros fue picando piedra, Lorient le dio la oportunidad, equipo con el debutó anotando y al cual volvería luego de un torneo con Pau FC.

Ya estando en Primera División su calidad con la esférica y su armonía con el gol fueron llamando la atención de los clubes poderosos de Francia; en Toulouse fue el campeón goleador con 24 tantos en la temporada 2008-2009.

El Marsella le guiñó el ojo y se lo llevó a sus filas pagando 16 millones de euros, cifras que le redituaron al cuadro galo, pues marcó 77 goles en 188 encuentros, aunque el título nunca llegó.

En aquella época no todo era miel sobre hojuelas para Gignac, a quien criticaban por su complexión física, tema en el cual fue apoyado por Marcelo Bielsa, quien lo exhortó a bajar unos kilos.

El hoy atacante felino superó las críticas con goles, aquel torneo lo terminó con 21 tantos, cifras que lo dejaron por encima de figuras mundiales, como Zlatan Ibrahimovic y Edison Cavani.

Después de su temporada de ensueño, el dejar el futbol europeo y emigrar a Liga MX fue una decisión muy criticada por la prensa de su país, tema que poco le importo a Gignac, quien vive en México una luna de miel junto a Tigres, van juntos caminando al campeonato del A2015.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×