Hay que apechugar: Kuri Grajales

Fidel Kuri Grajales, dueño del Veracruz, aceptó el castigo de un año alejado del futbol mexicano que la Comisión Disciplinaria le impuso luego de la agresión que tuvo contra Edgardo Codesal.
 Fidel Kuri Grajales, dueño del Veracruz, aceptó el castigo de un año alejado del futbol mexicano que la Comisión Disciplinaria le impuso luego de la agresión que tuvo contra Edgardo Codesal.
Ciudad de México -
  • Descartó apelar la sanción que la Comisión Disciplinaria le impuso
  • Señaló que los malos trabajos seguirán si Codesal e Iñárritu no hacen su trabajo

Tranquilo, resignado y sabedor de que su error no podía quedar sin castigo, Fidel Kuri Grajales, dueño del Veracruz, aceptó el castigo de un año alejado del futbol mexicano que la Comisión Disciplinaria le impuso luego de la agresión que tuvo contra Edgardo Codesal, Director del Área Técnica de la Comisión de Arbitraje el pasado viernes en el Veracruz-León. “Queda aceptarla, apechugarla, esa acción que tuve ese día no era la correcta, me equivoqué y ahora aceptar las consecuencias. “En el equipo todo sigue igual, estamos más unidos, tanto jugadores como cuerpo técnico me dan su respaldo y apoyo para salir adelante aunque no esté al frente, le van a echar más ganas y hay que verle lo bueno a lo malo, y ojalá que mañana me lo demuestren contra Jaguares”, expresó a Mediotiempo. Kuri Grajales también descartó apelar la sanción o buscar que se reduzca el castigo y de paso negó haber tenido alguna charla con Codesal o Iñárritu, titular de la Comisión de Arbitraje, a quienes responsabilizó de la mejora o empeoramiento que tengan los silbantes en la Liga MX. “Creo que no tiene caso (apelar), dicen que un buen gavilán no chilla y aceptar como hombrecito las sanciones que me dieron, sé que fue un error mío, la regué, no era lo que tenía que haber hecho, es un mal ejemplo para aficionados, niños, familias, no era lo correcto. “Si ellos (Codesal e Iñárritu) hacen mal su trabajo se van a seguir viendo los problemas en la cancha como ese día, una cosa es mi actitud y otra es que los silbantes tienen que hace más por mejorar su trabajo”, comentó vía telefónica. Finalmente, el mandamás de jarocho negó haber tenido algún contratiempo en sus funciones como diputado federal por su actuar como directivo del Veracruz. “No podemos revolver la política con el futbol, una cosas es mi actividad pública y otra mi trabajo en el equipo que es una empresa de mi propiedad y cuando uno se ve lastimado y perseguido a veces hay reacciones malas que no fueron las que tenían que haber sido”, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×