Del 'Efecto Almeyda' no queda nada

Lo que comenzó como algo casi perfecto se ha ido descomponiendo para Chivas en el camino.
Lo que comenzó como algo casi perfecto se ha ido descomponiendo para Chivas en el camino.
 Lo que comenzó como algo casi perfecto se ha ido descomponiendo para Chivas en el camino.
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Chivas no ganó un solo juego de Liga en todo el mes de enero
  • De los últimos diez encuentros de Liga, Chivas sólo ha ganado uno
  • Monarcas Morelia ya lo alcanzó en la lucha porcentual

Son 80 días y contando los que han transcurrido desde la última vez que Chivas ganó un juego oficial en el torneo de Liga. El autor del gol de esa victoria ya está en Alemania y el Rebaño también está muy lejos del futbol y los resultados que hicieron creer en el "efecto Almeyda" como una medida milagrosa, que llevaría a Chivas a tocar el cielo con las manos.

La ilusión fue pasajera. La victoria en el Clásico Tapatío frente al Atlas, en noviembre del año pasado, fue la última vez en que la gente del Guadalajara sonrió. De entonces a la fecha ya pasaron ochenta días y la victoria en Liga no llega.

De hecho, las cifras no ayudan. Loa rojiblancos han ganado uno de sus últimos diez juegos de Liga. Cuatro empates y tres derrotas han transcurrido desde que los rojiblancos ganaron, y los números lo reflejan.

Con la derrota de ayer, frente a Monarcas Morelia, el Rebaño fue alcanzado en puntos por el conjunto dirigido por Enrique Meza en la Tabla Porcentual. Chivas tuvo en sus manos la posibilidad de alejarse de la quema y ahora está más metido que nunca en todo el año futbolístico 2015-2016. Por suerte para michoacanos y tapatíos, Dorados sigue al pie de la letra el manual para descender "en menos de lo que canta un gallo".

El deber y el haber de los goles en esos últimos diez juegos de Chivas en torneo de Liga deja mucho qué desear del desempeño defensivo tapatío: se anotaron 12 goles en diez encuentros, pero atrás las carencias son evidentes. 18 goles en contra dan un promedio de casi dos goles por juego.

En el plano individual, los referentes del equipo tampoco responden. Por ejemplo, el líder y Capitán del equipo, Omar Bravo, solamente ha anotado un gol en los últimos diez encuentros. Inclusive, Marco Fabián se fue con una senda de goles consecutivos antes de tomar sus maletas e irse para Alemania, anotando tres en la recta final del torneo anterior; en el torneo actual, Orbelín Pineda es quien ha respondido.

La obtención de la Copa MX pudo ser, para muchos y para el mismo Almeyda, un bálsamo que da respaldo y tranquilidad al trabajo, pero en el torneo de Liga las cosas comienzan a ponerse feas. Los resultados reflejan la situación actual del Rebaño, que no ganó un solo juego de Liga en todo el mes de enero.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
ç
×