La orgullosa voz del Olímpico Universitario

De felicidad y orgullo, es así como Rodrigo de Buen, mejor conocido como "la voz" del Estadio Olímpico Universitario resume sus 16 años al servicio de la máxima casa de estudios.
La orgullosa voz del Olímpico Universitario
Ciudad de México -
  • Rodrigo de Buen es el hombre que todos los asistentes escuchan en los partidos de Pumas en casa

De felicidad y orgullo, es así como Rodrigo de Buen, mejor conocido como “la voz” del Estadio Olímpico Universitario resume sus 16 años al servicio de la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México, aunque fue hace casi 10 años, justo un 26 de agosto del 2006, que inició la aventura detrás del micrófono en uno de los palcos del inmueble.

“Estoy como pez en el agua, tengo la fortuna de trabajar en lo que me gusta, en la institución que desde chico conocí, aprende a querer, aprendí a amar, es por vía familia, mi familia perteneció, estudio en la Universidad desde mi bisabuelo; pude estudiar aquí y desde chico conocí la Universidad y desde niño enamorado de sus valores, del equipo de futbol, y desde hace 16 años trabajo para la institución.

"Estar dentro de esta posición con los Pumas, es como un pez en el agua, es mi casa, en muchas ocasiones la UNAM en diversos ámbitos, no puedo decir que haya sido como mi segunda casa porque es mi casa”, expresó De Buen desde el palco de C.U. donde observa los partidos.

En sus 10 años como la voz más escuchada en Ciudad Universitaria, Rodrigo solo se ausentó en una ocasión, justo un duelo ante las Águilas del América, pues ese día su garganta lo traicionó y por más que trató le fue imposible tomar el micrófono.

En contraparte a ese incidente, Rodrigo ha vivido grandes alegrías con los Pumas, pues le ha tocado verlos campeones y disfrutar con gran pasión algunos encuentros, entre los cuales se encuentra la pasada Final ante los Tigres, y una Semifinal ante La Franja de Puebla.

“Antes de ese partido contra Tigres, por cómo se dio ese juego, por cómo se presentaron las cosas, había un momento particular y muy especial para mí que siempre que me lo preguntan lo comento, y fue aquella Semifinal contra Puebla, el gol de Darío Verón en Semifinales que le significó el pase a los Pumas para llegar a ese Final contra Pachuca, pues el partido se estaba terminando y los Pumas estaban perdiendo, y fue creo que el minuto 88 se acababa el juego, y viene el centro de Israel Castro y el remate de cabeza de Darío y fue un éxtasis total de todos, fue un momento muy especial”, compartió.

Rodrigo no negó que los duelos ante las Águilas del América tienen un toque especial por la rivalidad que representa, pero pese a ello, sabe que el profesionalismo y los valores de la Universidad van antes que cualquier otra cosa, donde incluso, el ahora exrector José Narro, le reiteró: “Rodrigo recuerde que aquí es la Universidad Nacional Autónoma de México y nos movemos por valores y por condiciones distintas al resto de los demás”.

Con un “mi mamá me mima… amo a mi mamá” prepara la voz previo a cada encuentro, y la adrenalina que siente cada que toma el micrófono es el motor para hacer su trabajo, pues en consiente que el día que no la sienta, algo no andará bien.

Rodrigo de Buen, quien ha dedicado su vida a la Universidad y ama los colores más que otra cosa, no sólo se ha entregado al deporte en C.U. como parte de la Dirección de Deportes de la UNAM, ya que también funge como maestro de ceremonias en los eventos del Rector de la Universidad, por lo que su entrega a la institución, va más allá de la cancha.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×