De la angustia a la fiesta en el Volcán

La afición de Tigres vivió 83 angustiantes minutos en la tribuna, durante los cuales el marcador se mantuvo sin movimiento en la Semifinal de vuelta contra Gallos Blancos en el Estadio Universitario.
 La afición de Tigres vivió 83 angustiantes minutos en la tribuna, durante los cuales el marcador se mantuvo sin movimiento en la Semifinal de vuelta contra Gallos Blancos en el Estadio Universitario.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario, Monterrey, Nuevo León -
  • La afición de Tigres vivió 83 minutos angustiantes, hasta que apareció André-Pierre Gignac

La afición de Tigres vivió 83 angustiantes minutos en la tribuna, durante los cuales el marcador se mantuvo sin movimiento en la Semifinal de vuelta contra Gallos Blancos en el Estadio Universitario.

El panorama lucía más sombrío para los felinos cuando se quedaron con un hombre menos en el terreno de juego, por la expulsión de Jesús Dueñas por doble tarjeta amarilla, cuando el cronómetro marcaba el minuto 71 del encuentro y Querétaro amenazaba con ir al frente a buscar el gol que requería para ir a la Final.

Poco antes de quedarse con un hombre menos, la ilusión de la gente renació con el ingreso de Damián Álvarez, mientras que los cánticos en la tribuna comenzaron a tomar mayor fuerza.

"Vamos Tigres te quiero ver campeón otra vez", entonaron los 38 mil asistentes al Volcán.Fue entonces que apareció la figura de André-Pierre Gignac, para mandar guardar la esférica a las redes y adelantar 1-0 a los felinos y el recinto universitario explotó.

Apenas cuatro minutos después, el francés selló el definitivo 2-0 que le dio el pase a Tigres a su primera Final de Concachampions, mientras el júbilo y la fiesta se desató en la tribuna, donde la hinchada universitaria espera un nuevo título que le permita a su equipo, estar presente en el Mundial de Clubes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×