Isaac Brizuela convirtió su dolor en motivación

El dolor ha sido la motivación de Isaac Brizuela la últimas semanas, luego de perder a sus abuelos, el jugador rojiblanco aseguró buscar dar una felicidad a su familia
Isaac Brizuela convirtió su dolor en motivación
Guadalajara, México -
  • En meses recientes el jugador perdió a dos de sus abuelos
  • El Cone lamentó que la afición exija y critique sin saber lo que le sucede a los jugadores

La pérdida de un ser querido, significa un dolor inmenso que no es sencillo de curar e Isaac Brizuela, futbolista de Chivas, lo ha vivido en carne propia luego de que perdió a dos de sus abuelos en fechas recientes. Sin embargo, tales perdidas han significado una motivación para el Conejito, quien en fechas recientes ha despuntado de manera importante con Guadalajara.

Para Brizuela el ejemplo de su abuelo materno, don Ezequiel Muñoz, significa mucho. Lo recuerda como un hombre que luchó en todo momento por sacar adelante a su familia. Su pérdida le ha hecho ver la vida desde una perspectiva distinta, lo que ha incidido como un aliciente extra que ha dejado frutos importantes que dedica a familia.

"Son situaciones que son golpes duros para toda la familia, éramos muy apegados a nuestro abuelo y ha sido una etapa complicada y a la vez, una motivación extra de querer entregarle una satisfacción a la familia tras un trago tan amargo. No quiero decir que desde entonces cambió mi forma de jugar, pero uno trata de ver el futbol y el trabajo de otra perspectiva", confesó Brizuela a Mediotiempo.

En los momentos de dolor encontró en la ausencia una forma de regalar una alegría a sus seres queridos con lo que mejor sabe hacer: su desempeño en la cancha. Fue por ello que el pasado domingo, ante Pumas, se sirvió con la cuchara grande para brindar sonrisas a su gente al marcar dos goles.

"Veía a la familia cuando todo había pasado. Veía las caras de tristeza y me hablaba a mí mismo pensando en que mi familia seguía mi trayectoria y sería una bonita satisfacción hacerlos salir de esa amargura y entregar una buena actuación. Ese fin de semana me tocó anotar, se lo dediqué a mi abuelo… Hay que cambiar el rumbo del sentimiento, dar una satisfacción para olvidar esos tragos tan difíciles aunque sea un momento", recordó.

A su vez, lamentó que a veces la afición exige y olvida que el futbolista también es susceptible a situaciones como estas, a las cuales cualquier ser humano está expuesto.

"Es complicado, pero nosotros también estamos expuestos a eso y si tenemos un rendimiento bajo, la gente no se pregunta si le pasa algo en casa o con la familia, simplemente te critican, dicen que si uno no anda, que lo corran, lo saquen o cosas así. Pocos saben lo que pasa fuera de la cancha y los problemas que uno tiene, y si tu equipo se entera y están al tanto, con eso es suficiente", expresó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×