Omar Bravo, el último goleador que tuvo Atlas

Omar Bravo es el más grande referente en el Guadalajara, pero también es recordado con especial afecto con los Rojinegros del Atlas. El delantero sinaloense es el último goleador del Zorro, tras...
Omar Bravo, el último goleador que tuvo Atlas
Guadalajara, Jalisco -
  • Convirtió 13 goles en dos torneos, algo que ningún otro delantero ha alcanzado desde 2013

Omar Bravo es el referente más grande del Guadalajara, pero también es recordado con especial afecto en el Atlas. El delantero sinaloense es el último goleador de los Zorros, con 13 goles en su estadía rojinegra, que colaboraron a librar el descenso.

El mochiteco llegó con mucha resistencia en 2013 a Colomos. La gente lo repudió, pero con goles modificó la perspectiva, al grado tal de que en su último partido como jugador rojinegro, hubo aficionados que lo despidieron con una ovación de pie.

Víctor Flores-Cosío, Vicepresidente del equipo en la época en que Bravo vistió de rojinegro, recuerda con cariño la etapa en Atlas del máximo estandarte de Chivas. Las vicisitudes que, sabía, conllevaba arriesgarse con un fichaje de ese nivel y cómo fue cambiando perspectivas de la afición.

"No fue una decisión sencilla, tenía un contrapeso importante traer a un referente del Guadalajara al Atlas, pero en ese momento lo que más importaba era la permanencia del equipo en primera. No era una decisión fácil en ningún sentido, pero ponderamos con el presidente Carlos Martín del Campo. La sorpresa fue que, aunado al tema deportivo, venía un tema importantísimo en lo grupal, en el cual se metió de lleno", recordó.

El paso del tiempo le dio la razón a la mesa directiva que realizó tan elevada apuesta. Su liderazgo y sus goles se quedaron impregnados en el equipo.

"Sí fue (la mejor apuesta de Atlas), inclusive en el siguiente torneo, Chivas lo quería repatriar con un tema muy complejo en el Draft, pero decidimos aguantar. Demostró que es un gran profesional, y en su historia personal podrá presumir que participó en el Atlas y ayudó a que el equipo se mantuviera en primera división".

La llegada de Bravo al Atlas fue muy rápida y no hubo tiempo de meditar a fondo el costo mediático que podría significar una decisión así.

"Fue una operación muy rápida, se resolvió un día antes del Draft. No hubo mucho plazo, a veces las corazonadas te hacen decidir y en este caso salió provechosa. Si no me equivoco, el contacto nació de Carlos Martín del Campo, se lo informó al DT y a mí, yo le comenté lo que podría ser mediáticamente y el técnico vio lo benévolo de tenerlo en el plantel", explica.

A título personal, Flores-Cosío reccordó las principales virtudes que Bravo mostró con el Zorro, equipo al cual sacó de la lucha porcentual para meterlo en Liguilla. "Manifestó respeto, solidaridad, compañerismo y cumplió. En su primer partido tuvo un gesto importante: en un amistoso ante Chivas, se cobró un penal, él no era el indicado pero decidió patear y anotar, ahí demostró lo profesional que iba a ser", concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×