Algunos cementeros emprendieron la retirada al minuto 70

Si de por sí la entrada no fue la mejor, poco después del 1-3 a favor de los Pumas, algunos seguidores celestes comenzaron a emprender la huida del Estadio Azul.
 Si de por sí la entrada no fue la mejor, poco después del 1-3 a favor de los Pumas, algunos seguidores celestes comenzaron a emprender la huida del Estadio Azul.  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Azul -
  • Se perdieron del gol de Lugo y grandes atajadas de Bernal
  • Tarde redonda para los Pumas

Si de por sí la entrada no fue la mejor, poco después del 1-3 a favor de los Pumas, algunos seguidores celestes comenzaron a emprender la huida del Estadio Azul. Aproximadamente al minuto 70, varios grupos de aficionados cementeros vieron como inminente la tercer derrota consecutiva de Cruz Azul en la liga, ante uno de sus máximos rivales y prefirieron adelantar sus actividades nocturnas fuera del inmueble azul. Estos aficionados, se perdieron las grandes atajadas del portero felino, Sergio Bernal, en la parte del encuentro y de paso dejaron en claro que la marcha de La Máquina se ha detenido, que la crisis se agudiza y que la clasificación a la Liguilla está cada vez más lejana. Dentro del estadio, la victoria no sólo fue para el equipo felino, también para los seguidores de los Pumas, quienes de principio a fin se impusieron en apoyo a los celestes, los Goyas retumbaron en la casa de la Máquina y los cementeros poco hicieron por defender su territorio. Los aficionados de Cruz Azul que abandonaron el inmueble prematuramente, también se perdieron del gol de Gerardo Lugo al minuto 85, que acortó distancias 2-3 y que hizo que el final del encuentro fuera de alarido. Como bien lo dijeron los felinos Ismael Íñiguez y David Toledo, esta tarde fue redonda para los Pumas y para su afición, que tras seis encuentros en el torneo local y dos más en la Liga de Campeones de CONCACAF pudieron derrotar de nueva cuenta a Cruz Azul.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×