Chiapas, a terminar con dignidad ante el Atlante

El panorama se ve complicado para Jaguares, pero matemáticamente sigue con vida en el Torneo Clausura 2014 y van a buscar vencer a un descendido Atlante, su rival de la última jornada en la Fase...
El panorama se ve complicado para Jaguares, pero matemáticamente sigue con vida en el Torneo Clausura 2014 y van a buscar vencer a un descendido Atlante, su rival de la última jornada en la Fase Regular del campeonato.
 El panorama se ve complicado para Jaguares, pero matemáticamente sigue con vida en el Torneo Clausura 2014 y van a buscar vencer a un descendido Atlante, su rival de la última jornada en la Fase Regular del campeonato.
Guadalajara, Jalisco, México -

Este partido se llevará a cabo este sábado 26 de abril a las 21:00 horas en el Estadio Víctor Manuel Reyna, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México.

  • Los chiapanecos tienen una ligera esperanza de clasificar, siempre y cuando ganen, además dependen de otros resultados

El panorama se ve complicado para Jaguares, pero matemáticamente sigue con vida en el Torneo Clausura 2014 y van a buscar vencer a un descendido Atlante, su rival de la última jornada en la Fase Regular del campeonato.

Los chiapanecos en estos momentos tienen 20 puntos, y se encuentran colocados en la posición 14 de la Tabla General, aún con opción de entrar a la Liguilla, ya que hay siete equipos que tienen entre 21 y 20 unidades.

Sin embargo, la realidad es que los dirigidos por Sergio Bueno quieren sumar de a tres puntos por la cuestión porcentual, ya que para el siguiente año futbolístico seguirán en el pelotón que tendrá problemas de descenso.

Pareciera que Jaguares no deberá tener problemas para vencer a los Azulgrana, ya que anímicamente los Potros se encuentran golpeados ya que su destino está marcado. Sin embargo, el técnico de los Felinos les ha mandado el mensaje a sus jugadores, que deben respetar al rival en turno.

Los chiapanecos esperan ganar, y ver si les alcanzará para clasificar o solamente despedirse del torneo, que estuvo lleno de altibajos para el equipo y de otros temas extra cancha, como la falta de pagos a los jugadores. En el caso de Atlante, su destino ya está definido: el descenso.