Santos buscará la remontada ante Pachuca

De nueva cuenta Santos Laguna está contra las cuerdas y en busca de una remontada. La historia habitual de los laguneros en la presente campaña ha sido la de remar en contra de la corriente y así...
De nueva cuenta Santos Laguna está contra las cuerdas y en busca de una remontada. La historia habitual de los laguneros en la presente campaña ha sido la de remar en contra de la corriente y así se les presenta una vez más para el partido de Vuelta.
 De nueva cuenta Santos Laguna está contra las cuerdas y en busca de una remontada. La historia habitual de los laguneros en la presente campaña ha sido la de remar en contra de la corriente y así se les presenta una vez más para el partido de Vuelta.  (Foto: Notimex)
Torreón, Coahuila, México -
  • Santos está en desventaja de dos goles
  • Pachuca basa su fuerza en el orden colectivo

De nueva cuenta Santos Laguna está contra las cuerdas y en busca de una remontada. La historia habitual de los laguneros en la presente campaña ha sido la de remar en contra de la corriente y así se les presenta una vez más para el partido de Vuelta de la Semifinal ante Pachuca.

Ahora la empresa luce más complicada ya que, aunado a la desventaja de dos goles, el hecho de no haber marcado de visita los tiene a punto del nocaut, sin embargo, la mejor delantera del país ya ha dado muestras de gallardía y decoro para salir adelante enfrentando a la adversidad. Santos necesita de un par de goles sin recibir para avanzar a la anhelada Gran Final luego de haberse quedado estancado en estas mismas instancias en los dos torneos anteriores, es decir, Pedro Caixinha no ha podido llevar a su equipo más allá de las Semifinales.

Pachuca llega dando ejemplo de buen futbol, de orden y gran desempeño colectivo apuntalado con un delantero potente como Enner Valencia. Los Tuzos podrían cometer un grave si deciden salir  a la cancha del Corona a defender la ventaja, el punto débil de su adversario es la defensa por lo que no se ve complicado que anoten cuando menos uno, lo que obligaría a los de verde y blanco y marcar cuando menos cuatro.

Se espera pues una serie jugada a tope por ambas partes, con un equipo obligado a marcar de inmediato y con otro esperando el más mínimo error para sentenciar la seria a su favor.

No te pierdas