Jesús Ramírez se siente orgulloso de su equipo

Después de vencer a Puebla en casa, cuando el equipo de José Luis Sánchez Solá tenía siete partidos sin perder, América se colocó en el segundo sitio del Grupo 2.
 Después de vencer a Puebla en casa, cuando el equipo de José Luis Sánchez Solá tenía siete partidos sin perder, América se colocó en el segundo sitio del Grupo 2.  (Foto: David Leah, Notimex)
Estadio Cuauhtémoc -
  • El estratega señaló que el árbitro se preocupó por cosas fuera de la cancha

Después de vencer a Puebla en casa, cuando el equipo de José Luis Sánchez Solá tenía siete partidos sin perder, América se colocó en el segundo sitio del Grupo 2 lo que significa zona de calificación; por ello Jesús Ramírez con una amplia sonrisa, agradeció el esfuerzo y la entrega de sus jugadores, pues supieron luchar contra la adversidad. "Lo que hoy hicieron es ser un equipo dinámico, equilibrado que ataca y defiende y que tiene una gran imaginación, con jugadores de gran talento. Es evidentemente que lo más importante fue que el equipo salió convencido de que tenía que salir a ganar, que no podemos regalar nada. El futbol y la actitud que mostraron los muchachos es un reflejo de lo que lograron en la cancha", declaró el estratega americanista. Las Águilas lograron su tercer partido sin caer, Ramírez dudaba un poco de que su equipo pudiera tener un funcionamiento certero, sabía que por entrega jamás pararía, pero la ausencia de los seleccionados, durante la semana, podría terminar de pesar. "La actitud de los muchachos fue fundamental, porque a pesar de que no tuvimos una semana normal, el resultado reflejó que los jugadores tienen una gran actitud. "El triunfo siempre te fortalece y esperemos que sirva de motivación para seguir por el mismo camino". El timonel ahora sólo espera que el grupo pueda seguir con su paso ganador y que el Azteca, de una vez por todas, pese el próximo domingo cuando reciban a Indios de Ciudad Juárez. "Esperemos que a partir de hoy ya tengamos una continuidad en cuanto a triunfos y tengamos la posibilidad de la calificación. Hay que tener la misma mentalidad tanto de local como de visitante". Ramírez que puntualizará el trabajo de la semana en la contundencia, pues ante Puebla sabe que generó de más y pudo haber tenido un marcador más abultado, tendrá que ver el próximo partido desde un palco en el Coloso de Santa Úrsula tras haber salido expulsado. "Me da pena comentarlo, porque nunca hablo del arbitraje, pero cuando el árbitro está más preocupado por lo que pasa afuera y no se percata de lo que sucede adentro me parece aberrante. Hubo mil faltas que no marcó, como la de Castillo y eso la verdad es no querer marcarlo", sentenció.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×