Cruz Azul abucheado en su propia casa

Los dos golazos de Atlante en la primera mitad del duelo de ida de la Final de la Liga de Campeones de CONCACAF no le cayeron bien a la afición de Cruz Azul, que inmediatamente después del...
 Los dos golazos de Atlante en la primera mitad del duelo de ida de la Final de la Liga de Campeones de CONCACAF no le cayeron bien a la afición de Cruz Azul, que inmediatamente después del silbatazo para el descanso, abuchearon al equipo celeste.  (Foto: Osvaldo Aguilar, Notimex)
Estadio Azul, Ciudad de México -
  • Al término del primer tiempo, su afición le dedicó música de viento
  • Los atlantistas recuperaron las tribunas que alguna vez fueron suyas

Los dos golazos de Atlante en la primera mitad del duelo de ida de la Final de la Liga de Campeones de CONCACAF no le cayeron nada bien a la afición de Cruz Azul, que inmediatamente después del silbatazo para el descanso, abuchearon al equipo celeste.

Quizá como un presentimiento y recuerdo aciago de las otras dos Finales recientes en el Torneo local que disputaron primero como locales y que en ambas perdieron, ante Santos Laguna y Toluca, respectivamente, la afición celeste perdió el ánimo desde muy temprana hora.

Salvo la porra oficial, apoyada por gigantescos tambores y las cornetas que simulan el paso de un tren, y que se colocan en la cabecera norte, el resto de los espectadores azules lucieron discretos y callados, durante el encuentro.

En cambio, la afición azulgrana volvió a poblar las tribunas que una vez le pertenecieron, como cuando hace algunos años se coronaron al mando de Ricardo La Volpe y el Estadio Azulgrana, ahora sin el grana, era su casa.

Los seguidores de los Potros pudieron ver de cerca y en el Distrito Federal otra vez a su equipo, quien les brindó un buen partido ante uno de sus máximos rivales capitalinos, a quienes por minutos bailaron con ese futbol de toque, de barrio, de pase cortito y al pie.

El Atlante del Profe Cruz demostró que sabe cómo jugar las Finales, algo que la afición celeste desearía para su equipo, quien ya perdió dos en dos Torneos locales consecutivos y está en la lona en una tercera, aunque ésta es en la Liga de Campeones de CONCACAF.

El boleto a Dubai está muy cerca de Atlante, quien con la demostración de esta noche pretende viajar en Primera Clase a bordo de La Máquina Celeste, para alcanzar sin escalas su destino hacia el Mundial de Clubes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×