El partido terminó en bronca

La desesperación por haber estado tan cerca de la Final y no haberlo logrado, hizo que Juan Pablo Rodríguez perdiera la cabeza y se liara a palabras, al final del partido, con Miguel Calero.
La desesperación por haber estado tan cerca de la Final y no haberlo logrado, hizo que Juan Pablo Rodríguez perdiera la cabeza y se liara a palabras, al final del partido, con Miguel Calero.
 La desesperación por haber estado tan cerca de la Final y no haberlo logrado, hizo que Juan Pablo Rodríguez perdiera la cabeza y se liara a palabras, al final del partido, con Miguel Calero.  (Foto: Notimex)
Estadio Hidalgo -
  • Calero y Juan Pablo Rodríguez se enfrascaron en disputa al final del juego

La desesperación por haber estado tan cerca de la Final y no haberlo logrado, hizo que Juan Pablo Rodríguez perdiera la cabeza y se liara a palabras, al final del partido, con Miguel Calero. Después de que Armando Archundia dio por terminado el encuentro que marcó como finalista al Pachuca, los jugadores de Indios se mostraron insatisfechos por haber estado tan cerca de la gloria, pero sólo Rodríguez no logró canalizar la caída de manera correcta. Indios desde el minuto 62 ya había acumulado ira, pues a su parecer, la jugada donde Miguel Calero cortó una llegada de Santibáñez, tocando el balón fuera de su área ameritaba tarjeta roja; sin embargo el arbitro central decidió que sólo era un cartón amarillo lo que Calero se había ganado. De inmediato los jugadores de Juárez se le fueron al silbante para reclamar por la decisión, pero como era irremediable la marcación, Juan Pablo Rodríguez se quedó con la rabia y al final se le fue encima a Calero. El colombiano respondió a las agresiones verbales de la misma forma, pero como tanto los jugadores de Indios y Pachuca actuaron de manera oportuna evitaron que el problema creciera y que Rodríguez y Calero llegaran a los golpes. En medio de un mar de personas, ambos jugadores fueron separados, Blas Pérez fue el encargado de hacerle una ‘llave al cuello’ al colombiano  y alejarlo de la zona de conflicto. Al final el juego terminó en paz y el propio Calero aceptó que había sido la calentura del partido el motivo de la bronca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×