La Tribu presumió a su fiel afición que viajó 28 horas a Pachuca

En un rincón de la explanada del Estadio Hidalgo, se acomodó un numeroso grupo de aficionados vestidos de rojo, quienes a la distancia se confundián con los repartidores de aplauidores colorados...
 En un rincón de la explanada del Estadio Hidalgo, se acomodó un numeroso grupo de aficionados vestidos de rojo, quienes a la distancia se confundián con los repartidores de aplauidores colorados con propaganda política.  (Foto: Karina Xicotencatl)
Estadio Hidalgo -
  • También hicieron el largo viaje antes a Toluca

En un rincón de la explanada del Estadio Hidalgo, se acomodó un numeroso grupo de aficionados vestidos de rojo, quienes a la distancia se confundián con los repartidores de aplauidores colorados con propaganda política. Con el hormigueo todavía en las piernas, con ojeras por dormir poco, con sed y antojo de una tortita, los aficionados del equipo de Indios de Ciudad Juárez, se acomodaron en una larga fila para ingresar al Huracán. Con boleto en mano, bandera tricolor en la espalda, gorra y paliacate en la frente, los aficionados confesaban rumbo a la puerta de acceso lo pesado que fue el viaje hacia Pachuca. Hace 28 horas y un poco más, salieron dos camiones de Ciudad Juárez, Chihuahua, recorriendo un largo camino en el cual al menos realizaron 10 paradas técnicas. A pesar de lo incómodo del viaje, familias completas y grupos de amigos, se lanzaron a la aventura con la esperanza de ver a su equipo remontar el marcador ante los Tuzos del Pachuca. Una vez en el inmueble de La Bella Airosa, la mancha roja de aficionados aplaudió y animó a sus jugadores en la dura contienda, sin embargo, recibieron un balde de agua helada al momento en que "Chema" Cárdenas penetró la guarida de Cirilo Saucedo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×