En sus marcas, listos...¡Tuzos fuera!

El conjunto de los Tuzos del Pachuca ya está sobre el camino que dirige al Estadio Hidalgo, escenario en el cual enfrentarán a los Pumas de la UNAM con quienes decidirán al Campeón del Clausura 2009.
El conjunto de los Tuzos del Pachuca ya está sobre el camino que dirige al Estadio Hidalgo, escenario en el cual enfrentarán a los Pumas de la UNAM con quienes decidirán al Campeón del Clausura 2009.
 El conjunto de los Tuzos del Pachuca ya está sobre el camino que dirige al Estadio Hidalgo, escenario en el cual enfrentarán a los Pumas de la UNAM con quienes decidirán al Campeón del Clausura 2009.  (Foto: Karina Xicotencatl, )
Pachuca, Hidalgo -
  • Los Tuzos fueron despedidos por unos 50 aficionados

El conjunto de los Tuzos del Pachuca ya está sobre el camino que dirige al Estadio Hidalgo, escenario en el cual enfrentarán a los Pumas de la UNAM con quienes decidirán al Campeón del Clausura 2009. Después de una mañana tranquila en la cual atendieron a algunos aficionados en el hotel de concentración, el equipo dirigido por Enrique Meza, participó de una última charla, una última oración y abordó el autobús que luce en el costado la leyenda de “Tuzos el Equipo de México”. Los Tuzos fueron despedidos por unos 50 aficionados quienes le dedicaron gritos de apoyo al guardameta Miguel Calero, pero sobre le encargaron a sus atacantes, el “Chaco” Giménez y a Damián Álvarez, que anotaran de dos a cinco goles en la portería de los Pumas de la UNAM en la vuelta de la Final del futbol mexicano. También asistió Beatriz Sánchez, quien es conocida como “La Jefa” por el plantel de Pachuca, repartió bendiciones a Jaime Correa, al “Chema” Cárdenas y Gabriel Caballero entre otros. “Yo veo muy bien a todo el equipo, el trabajo de todos se hará valer en la cancha de juego. He platicado con ellos y los veo muy tranquilos y concentrados. Ellos saben lo que deben hacer y ahí estaremos apoyándolos a todos”. El último que abordó el autobús fue el “Ojitos” Meza, quien recibió el abrazo de un bebé. El padre del pequeñito le dijo a Meza: “Cárguelo, es de buena suerte, verá que lo segundo que va a cargar en el día será el título”. Así entre gritos de apoyo, el Tuzobús abandonó el hotel de concentración.

No te pierdas