Regresó el futbol, regresó la chamba

El ayuno de futbol no sólo terminó para los amantes del balompié que cada ocho días pegados al televisor o en los estadios viven la pasión de este deporte, también terminó para las decenas de...
 El ayuno de futbol no sólo terminó para los amantes del balompié que cada ocho días pegados al televisor o en los estadios viven la pasión de este deporte, también terminó para las decenas de revendedores que viven de la "patada".  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Azul -
  • También apareció la reventa

El ayuno de futbol no sólo terminó para los amantes del balompié que cada ocho días pegados al televisor o en los estadios viven la pasión de este deporte, también terminó para las decenas de revendedores que viven de la “patada”. Desde el metro San Antonio comienza la reventa de boletos, el primer motor del comercio informal que rodea a los partidos, un mal que parece nadie puede detener, y en donde hay hasta policías coludidos que se hacen de la ‘vista gorda’. Pero no sólo los revendedores regresaron a las inmediaciones del Azul, también lo hicieron los que venden las capas de plástico para protegerse de la lluvia y que ayer tuvieron un excelente regreso pues las ventas se dispararon gracias a la tormenta que se soltó minutos antes de iniciar el juego. Los que venden pulseras o peluches, o aquellos que venden muñecos de figuras alusivas a equipos de futbol para colgar en los celulares, los de las playeras, los de los raspados y las papas, pero sobre todo los de los puestos de comida que atienden con gusto a todos los que prefieren comer antes de vivir la emoción del juego. Ninguno faltó en el regreso del futbol, el Apertura 2009 dio inicio para todos, aquellas familias que viven del comercio informal y formal que rodea al balompié mexicano podrán volver a gozar de sus beneficios.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×