Pseudoaficionados queretanos apedrearon el camión del Puebla

Decenas de pseudoaficionados queretanos, la mayoría de ellos jóvenes entre 15 y 20 años de edad, esperan afuera del estacionamiento de los jugadores del Estadio Corregidora cada partido.
 Decenas de pseudoaficionados queretanos, la mayoría de ellos jóvenes entre 15 y 20 años de edad, esperan afuera del estacionamiento de los jugadores del Estadio Corregidora cada partido.  (Foto: Notimex)
Estadio Corregidora -
  • Las patrullas de policía llegaron hasta después del suceso

Decenas de pseudoaficionados queretanos, la mayoría de ellos jóvenes entre 15 y 20 años de edad, aguardan afuera del estacionamiento de los jugadores del Estadio Corregidora cada partido, para encumbrar a sus ídolos o presionar al rival con gritos, pero esta vez fueron demasiado lejos. Favor de actualizar flashplayer

Después de más de 15 minutos de espera, porque la camioneta de un directivo local se interponía en su paso, el autobús del Puebla abandonó el estacionamiento, mientras los jóvenes mencionados palmeaban, pateaban y arrojaban piedras  al paso del autobús del Puebla. Una de las rocas, se impactó en el largo cristal lateral izquierdo de la unidad y la reventó, lo que despertó la ira del Secretario Técnico del equipo, Pedro Budib, del Director Técnico camotero José Luis Sánchez Solá, quien acusó a la sede de no tener la suficiente seguridad y de algunos jugadores camoteros que incrédulos tuvieron que tirar a patadas el resto del cristal. Mientras, los encargados de la seguridad local, evadían su responsabilidad y las preguntas de la prensa, acerca de por qué no había elementos uniformados a las afueras del estacionamiento, siendo ésta una zona de riesgo. Los supuestos aficionados a Gallos, que previamente ya habían roto otro cristal del autobús de la porra del Puebla a su llegada y habían provocado problemas en la zona sur de la tribuna, vitoreaban “¿en dónde están, en dónde están, esos poblanos que nos iban a ganar?”. Al final, dos patrullas de la policía estatal escoltaron al autobús del Puebla, ya sin cristal, hasta la carretera que conduce al centro de la ciudad. Ningún jugador poblano salió lesionado tras el incidente.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×