Ramírez sabe que la victoria es un premio al esfuerzo americanista

La victoria parece ser un elixir para el América. El equipo por fin logró hilar tres victorias consecutivas después de dos años de no hacerlo, y lo logró frente a uno de sus equipos preferidos...
 La victoria parece ser un elixir para el América. El equipo por fin logró hilar tres victorias consecutivas después de dos años de no hacerlo, y lo logró frente a uno de sus equipos preferidos para vencer: El Cruz Azul.  (Foto: Notimex)
Estadio Azul -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

El estratega alabó el trabajo del equipo dentro de la cancha

La victoria parece ser un elixir para el América. El equipo por fin logró hilar tres victorias después de dos años de no hacerlo, y lo logró frente a uno de sus equipos preferidos para vencer: El Cruz Azul. Por ello cuando Jorge Gasso decretó el final del partido, Jesús Ramírez cerró los puños y agradeció con intensidad a sus jugadores la victoria. El orgulloso técnico simplemente estaba que no cabía de felicidad. “Vivo con una inmensa alegría, para mí era muy enriquecedor ganar y lo sigo pensando porque es un premio a la mentalidad y al trabajo del equipo”, declaró feliz el estratega. Su sonrisa pintada en su rostro de un brochazo después de que Daniel Márquez metió el 2-3, que significó una victoria clara para el equipo, le deja dos claras reflexiones. “Yo veía en ascenso al equipo y las victorias son el reflejo de la situación; aunque por momentos perdimos el control del partido, no siempre aciertas en la situación, pero al final el resultado es un justo premio para los muchachos”. Y pese a que el propio estratega aceptó que su escuadra no jugó lo bien que le hubiera gustado, sabe que hay partidos en los que el resultado es más gratificante que el desempeño, sobre todo cuando se obtiene en un marco ajeno. Hoy Ramírez sabe que hay que valorar el triunfo y disfrutarlo, después, será momento de ponerse a trabajar en los errores que el equipo comete dentro del juego, pues sólo así encontrará el camino rumbo a la Liguilla, sobre todo hoy que el equipo ya no se conforma con nada. “Siempre se queda uno con deseos de más, hay que ser ambiciosos, y eso lo hablaba con los jugadores”, declaró Ramírez quien se permitió alabar la forma en cómo su grupo brilló por sí solo. “Este es un equipo que lucha que juega al futbol, que tiene individualidades pero lo mejor es que juega en equipo; además, la lucha  ha sido la lucha porque a veces hay partidos que uno quisiera jugar muy bien, pero la diferencia termina siendo la lucha. Me siento contento de ver un equipo aguerrido, con decisión y futbol”, sentenció.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×