Sinha presumió a su nuevo diablillo

Desde que unió su vida con su esposa Marcela, Sinha había deseado tener una familia, un hijo a quién poderle dedicarle su vida dentro y fuera de las canchas, su sueño se cumplió hace un mes cuando...
Desde que unió su vida con su esposa Marcela, Sinha había deseado tener una familia, un hijo a quién poderle dedicarle su vida dentro y fuera de las canchas, su sueño se cumplió hace un mes cuando nació su primogénito.
 Desde que unió su vida con su esposa Marcela, Sinha había deseado tener una familia, un hijo a quién poderle dedicarle su vida dentro y fuera de las canchas, su sueño se cumplió hace un mes cuando nació su primogénito.  (Foto: Notimex)
Estadio Nemesio Díez de Toluca, México -
  • Su primogénito por primera vez estuvo en la cancha del Nemesio

Desde que unió su vida con su esposa Marcela, Sinha había deseado tener una familia, un hijo a quién poderle dedicarle su vida dentro y fuera de las canchas, su sueño se cumplió hace un mes cuando nació su primogénito.

Por ello después de que pasó un tiempo considerable, el naturalizado mexicano salió a la cancha del Nemesio Díez con su hijo entre brazos. Llenándolo de besos lo llevó hasta la media cancha donde lo presumió a la afición mexiquense.

Caminando lento, para no incomodar a su pequeño, Sinha se trasladó hasta el lugar de la foto oficial, donde trató de ocupar la primera fila para que su hijo saliera en primer cuadro.

El juego lo esperaba, así que el orgulloso padre le entregó el pequeño a su esposa Marcela, no sin antes volverlo a llenar de besos.

Su alegría y amor por su hijo es evidente. Tanto que en la cancha sólo piensa y juega para él, el nuevo diablillo es su gran motor.

Por eso cuando anotó el primer gol de los Diablos al minuto 6, Sinha no pensó en festejar con sus compañeros, sólo la imagen de su hijo le llegó a la mente.

Entonces se chupó el dedo, como su bebé, y corrió hacia la zona de palcos donde su esposa cargaba al primogénito mientras la gente extasiada alababa al brasileño de nacimiento.

Sinha encontró en su pequeño hijo un motor más para ser un Diablo dentro del terreno de juego, las ganas de brillar se han renovado en el “10” mexiquense.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×