Gélido infierno

Durante la semana las muestras de apoyo para los Diablos no faltaron, después de que el equipo perdió 7-2 frente al América en el Estadio Azteca, los mexiquenses no se cansaron de hacerles saber a...
 Durante la semana las muestras de apoyo para los Diablos no faltaron, después de que el equipo perdió 7-2 frente al América en el Estadio Azteca, los mexiquenses no se cansaron de hacerles saber a los jugadores y Cuerpo Técnico que estaban con ellos.
Estadio Nemesio Díez de Toluca, México -
  • La Bombonera no ardió como en otras tardes

Durante la semana las muestras de apoyo para los Diablos no faltaron, después de que el equipo perdió 7-2 frente al América en el Estadio Azteca, los mexiquenses no se cansaron de hacerles saber a los jugadores y Cuerpo Técnico que estaban con ellos, que el dolor era compartido.

Sin embargo, el equipo que necesitaba el apoyo de toda su afición, para reponerse de lo sucedido, tuvo que jugar ante Morelia ante una regular entrada, pues la zona de sombra no se llenó, y en la de sol hubo huecos claros.

La gélida tarde ahuyentó a la afición de los Diablos, en las taquillas no había ni cola, y por las calles aledañas al Nemesio Díez se podía transitar sin ningún problema.

El intenso frío fue un factor importante, pero quizá el principal fue que ver como rival a Morelia no era un cartel llamativo para el amante del balompié, pese a que la rivalidad, por la cercanía con los michoacanos, poco a poco se va añejando entre las comunidades.

Sólo la Perra Brava le puso ambiente al juego, pues con sus cánticos que son incesantes logró darle el toque de fiesta al juego; el resto del estadio fue un frío espectador, no sólo afectado por el clima, sino porque en el juego, pocas fueron las acciones que requirieron abrir la garganta para gritar de alegría.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×