Pachuca incumplió con medidas de salud

El Club Pachuca incumplió con las medidas de salud en torno al virus AH1N1 permitiendole el acceso a personas enfermas y vendiendo más del 80por ciento del boletaje.
El Club Pachuca incumplió con las medidas de salud en torno al virus AH1N1 permitiendole el acceso a personas enfermas y vendiendo más del 80por ciento del boletaje.
 El Club Pachuca incumplió con las medidas de salud en torno al virus AH1N1 permitiendole el acceso a personas enfermas y vendiendo más del 80por ciento del boletaje.  (Foto: Notimex)
Estadio Hidalgo -
  • En el Estadio Hidalgo se dio gel antibacterial para prevenir la influenza
  • No se entregaron subre bocas 
  • Se vendió más del 80 por ciento de boletaje
  • Se permitió el acceso a personas enfermas

El Estado de Hidalgo fue uno de las entidades que recibió el segundo rebrote de influenza AH1N1 con fuerza. Para el 1 de octubre las autoridades sanitarias registraron 924 casos y 32 decesos por la enfermedad, situación que los obligó a tomar medidas para que el virus no se propagara con facilidad. Por ello, la Secretaria de Salud de Hidalgo ordenó a las autoridades del Club Pachuca a vender sólo el 80 por ciento de las entradas en el partido entre Pachuca y América, así como colocar filtros sanitarios y la repartición de cubre bocas en los accesos; y no permitir la entrada a aquellos aficionados que presentaran males respiratorios. Las medidas, según señaló días antes el propio titular de la Secretaría de Salud del estado, Jorge Islas Fuentes, se tomaron con “la finalidad de lograr un distanciamiento social”. Sin embargo no se acataron estrictamente. Los filtros por parte de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo no se establecieron correctamente, y aunque en algunos accesos sí se daba gel antibacterial, cuando este se acababa los aficionados entraban sin ningún problema. Además, no se entregaron cubre bocas y lo peor, no se guardó una distancia entre los aficionados, el inmueble casi estuvo a reventar. Sólo había un espacio en las tribunas que parecía ser más de seguridad, pues estaba justo donde se colocó la porra americanista. El resto del Huracán no tenía un lugar disponible, fue como si se hubieran vendido el 90 por ciento de las entradas, o quizá hasta un poco más. Por si fuera poco, se permitió el libre acceso a personas que claramente tenían problemas respiratorios.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×