Faramalla y violencia en el Cuauhtémoc

Esta tarde en el Estadio Cuauhtémoc de Puebla, la iniciativa de los aficionados camoteros de ir vestidos de blanco y llevar toallas para "pedir paz" a los árbitros, fue desvirtuada.
 Esta tarde en el Estadio Cuauhtémoc de Puebla, la iniciativa de los aficionados camoteros de ir vestidos de blanco y llevar toallas para "pedir paz" a los árbitros, fue desvirtuada.  (Foto: Notimex)
Estadio Cuauhtémoc -
  • Al final del juego hubo golpes entre miembros de porras y la policía
  • Hubo mantas gigantes preparadas, en algunas de las barras

Esta tarde en el Estadio Cuauhtémoc de Puebla, la iniciativa de los aficionados camoteros de ir vestidos de blanco y llevar toallas para "pedir paz" a la Comisión de Arbitraje como protesta por lo que consideran yerros de los silbantes contra La Franja en los partidos ante Chivas, Pumas y Monterrey, fue desvirtuada, y terminó siendo un montaje de las porras del equipo, en apoyo al "Licenciado Ricardo Henaine".

El sábado pasado, en la conferencia de prensa posterior al partido de Monterrey, José  Luis Sánchez Solá llevó una toalla blanca y comenzó a agitarla diciendo "humildemente agacho la cabeza y pido paz a la Comisión de Arbitraje".

Durante la semana, varios grupos de aficionados al Puebla idearon llevar toallas e ir vestidos de blanco para sumarse a la iniciativa del Director Técnico camotero y hacer oír su voz de manera pacífica.

Antes, el lunes fue anunciado que el Vicepresidente del equipo, Ricardo Henaine, fue sancionado por un año, por golpear violentamente la puerta del vestidor de los árbitros y lanzarles insultos posterior al partido contra el Guadalajara. Algo que él mismo aceptó.

Pero el resultado de las iniciativas fue que hoy, miembros de algunas porras del Puebla ingresaron mantas gigantes, supuestamente prohibidas por la Federación, con la anuencia del personal del Estadio, que tenían leyendas impresas como "la afición lo apoya Licenciado Ricardo Henaine",  "Unidos con La Franja, con la Directiva, con el Cuerpo Técnico: Memo Deloya".

Además, Ricardo Henaine antes del inicio del partido recibió una playera de parte de los jugadores del equipo que decía "Estamos contigo" desde la primera fila de la tribuna, mientras era vitoreado por uno de los barristas, y después subió las escaleras del estadio saludando a la afición hasta llegar a su palco directivo.

Finalmente el Estadio sí estuvo lleno de toallas, pero pagadas por un particular y algunas de ellas con el logotipo del club, que fueron agitadas cada que el Puebla anotó alguno de sus tres goles.

Lo paradójico es que al final del partido, las barras del Puebla y la Policía Auxiliar protagonizaron un enfrentamiento a golpes que se prolongó afuera del estadio, en la que los segundos abusaron de la fuerza, incluso mostrando armas de fuego, derivando en que, lo que inició como protesta pacífica, terminara en lo completamente opuesto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×