Dios quería que ganáramos con mi gol: Aquivaldo

Aquivaldo Mosquera hipnotizado por el sonido de los tambores que desde la tribuna bajaba se levantó en el área, cuando apenas era el minuto tres, para rematar un esférico y dejarlo en la red.
 Aquivaldo Mosquera hipnotizado por el sonido de los tambores que desde la tribuna bajaba se levantó en el área, cuando apenas era el minuto tres, para rematar un esférico y dejarlo en la red.  (Foto: Notimex)
Estadio Azteca -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

El defensa será papá por segunda vez y quiere un "Aquivaldito"

Aquivaldo Mosquera hipnotizado por el sonido de los tambores que desde la tribuna bajaba se levantó en el área, cuando apenas era el  minuto tres, para rematar un esférico y dejarlo en la red.

El balón entró sin problemas, sin que Chivas pudiera impedirlo, entonces el colombiano recogió el esférico y se lo colocó debajo de la playera, para dedicarle así su gol a su esposa quien se encuentra embarazada por segunda vez.

La idea de tener un nuevo hijo, lo tiene loco, su pequeña le ha robado la sonrisa y enamorado como un loco, pero pensar en tener un "Aquivaldito" lo emociona hasta enchinarle la piel.

"Hacía dos años y medio que no hacía un gol y gracias a Dios se volvió a dar, se lo dedico a mi señora esposa porque vamos a esperar a mi segundo bebé y Dios quiera que todo salga muy bien, y ojalá que sea un Aquivaldito", declaró aún emocionado el colombiano.

El defensa sabe que América pudo haber goleado, porque el equipo siempre estuvo buscando la portería custodiada por Michel, pero el talento del arquero tapatío se los impidió, o quizá es que "Dios quería que ganáramos con mi gol y pues mucho mejor para mí".

Aquivaldo acostumbrado a participar en los tiros de esquina y las jugadas que se encuentran fuera del área y que puede terminarlas con remates de cabeza, no se conforma, quiere seguir anotando y convirtiéndose en un líder de la zaga americanista, pues para eso llegó a Coapa.

"Poder ser protagonista y ganar con el gol que haces siempre es muy bueno, por eso le doy Gracias a Dios y esperemos seguir así, ya se terminó este partido y hay que pensar en el otro, y bueno, estar calificados a la Liguilla".

Hoy Aquivaldo quiere seguir triunfando, que el equipo pronto alcance la Liguilla y pueda marcar la diferencia, por ello no se preocupa demasiado por los que aún no creen en las Águilas.

"El que dude de lo que estamos haciendo es cuestión de él, nosotros estamos haciendo nuestro trabajo, tratando de ser mejores cada día y esperemos que todo nos salga muy bien, somos un equipo muy unido, con ganas de triunfo", sentenció.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×