Chucho Ramírez pidió 'paz' con los árbitros

Jesús Ramírez, técnico del América, abandonó la cancha del Estadio Olímpico Universitario mientras los Goyas se desprendían de la tribuna. Entonces no quiso hablar, decidió relajarse un poco y...
 Jesús Ramírez, técnico del América, abandonó la cancha del Estadio Olímpico Universitario mientras los Goyas se desprendían de la tribuna. Entonces no quiso hablar, decidió relajarse un poco y pensar las cosas.  (Foto: Notimex)
Estadio Olímpico Universitario -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

El estratega aceptó que América perdió por errores propios

Jesús Ramírez, técnico del América, abandonó la cancha del Estadio Olímpico Universitario mientras los Goyas se desprendían de la tribuna. Entonces no quiso hablar, decidió relajarse un poco y pensar las cosas. Después, nada se calló, el timonel del equipo americanista reconoció que la caída en CU dolió más por los errores que se cometieron, pero también resaltó que hay decisiones arbitrales que han terminado por perjudicar a su plantel en el marcador.

"Quisiera pedir paz porque pareciera que no son nada las decisiones arbitrales pero han terminado por perjudicarnos"

"Está muy claro, perdimos el partido y es difícil cuando cometemos muchos errores ganar, creo que fue un partido muy parejo pero la diferencia fueron las desatenciones que cometimos. "Pero también (el penal) se deriva de una jugada que ni siquiera es falta, ha habido fallas en la apreciación de los árbitros que sí nos han perjudicado, la balanza se ha ido hacia nosotros en contra y yo quisiera pedir paz porque pareciera que no son nada las decisiones arbitrales pero han terminado por perjudicarnos", declaró Ramírez asegurando que sus palabras no sólo se referían al partido frente a los Pumas sino a varios encuentros más de la temporada. América con la derrota comienza a sufrir en la búsqueda de la calificación, el equipo de Coapa se quedó en la tercera posición del Grupo 2 con 26 unidades, aún en zona de calificación, pero con la posibilidad de quedarse marginado de la Fiesta Grande porque Puebla le pisa los pies con los mismos puntos, pero una peor diferencia de goles. "No hay de otra más que levantar esto, tenemos dos partidos muy importantes y hay que seguir pensando en la calificación, así que hay que ganarlos. "Hoy estamos conscientes que era un partido determinante para estar más tranquilos en la tabla, pero nos complicamos solos y ahora hay que salir de esto". El equipo recibirá el próximo domingo a Monterrey en un juego vital para sus aspiraciones de Liguilla, pues los regios comparten el mismo grupo; ahí Ramírez espera que su escuadra no siga cometiendo errores fundamentales que los alejen del triunfo, y además espera que Aquivaldo ya pueda jugar, pues aunque ya no tiene problemas físicos no se encontraba al cien por ciento para ver acción.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×