Los rojinegros llegaron presumiendo fidelidad

La gente del Atlas brinca, salta, canta, se abraza y camina más de 20 minutos para llegar al estadio, lo hacen como si realmente fueran felices; como si no les pesaran las ocho derrotas, como si...
La gente del Atlas brinca, salta, canta, se abraza y camina más de 20 minutos para llegar al estadio, lo hacen como si realmente fueran felices; como si no les pesaran las ocho derrotas, como si la inminente eliminación no importara.
 La gente del Atlas brinca, salta, canta, se abraza y camina más de 20 minutos para llegar al estadio, lo hacen como si realmente fueran felices; como si no les pesaran las ocho derrotas, como si la inminente eliminación no importara.  (Foto: Notimex)
Estadio Jalisco -
  • La fe es lo último que se pierde, parece ser el discurso que lanzaban los aficionados de los Zorros

La gente del Atlas brinca, salta, canta, se abraza y camina más de 20 minutos para llegar al estadio, lo hacen como si realmente fueran felices; como si no les pesaran las ocho derrotas, como si la inminente eliminación no importara.

Desde el Soriana que está en el cruce de Periférico Norte y la Calzada Independencia, a unos 20 minutos del estadio salió una caravana de aficionados del Atlas. Eran miles los que aplanaban las calles del norte de Guadalajara, escoltados por policías de la ciudad y también resguardados por decenas de automovilistas que tuvieron que esperar para poder seguir su camino.

La canción a la lejanía sonaba y cuando estaban en el estadio seguían presumiendo su lealtad a sus colores. "Rojiblanco, te quieres matar porque esta gente nunca la tendrás", el argumento de los integrantes de la Barra radica en que pese a los 58 años sin satisfacciones, siguen alentando y acompañando al Atlas. Ese equipo que este torneo tiene sólo diez goles, pero los aficionados cantan y se abrazan como si esta noche "algo" fuera a pasar, como si con un sólo partido van a borrar la marca que dice que son la peor delantera en 31 años.

La fe es lo último que se pierde, parece ser el discurso que lanzaban los aficionados de los Zorros, que esta noche saltan, cantan, se abrazan y caminan como si realmente fueran felices.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×