El Cuauhtémoc presentó sobrecupo

La Ciudad de Puebla se paralizó por algunas horas, todos más uno se encuentran en el Estadio Cuauhtémoc que luce a reventar y sobre vendido pues la afición tuvo que acomodarse en los pasillos del...
 La Ciudad de Puebla se paralizó por algunas horas, todos más uno se encuentran en el Estadio Cuauhtémoc que luce a reventar y sobre vendido pues la afición tuvo que acomodarse en los pasillos del inmueble para pedir cerveza y botana.  (Foto: Karina Xicotencatl)
Estadio Cuauhtémoc -
  • Se dedicó un minuto de aplausos a Antonio de Nigris, quien jugara con La Franja en el 2004

La Ciudad de Puebla se paralizó por algunas horas, todos más uno se encuentran en el Estadio Cuauhtémoc que luce a reventar y sobre vendido pues la afición tuvo que acomodarse en los pasillos del inmueble para pedir cerveza y botana para observar de pie el encuentro entre Puebla y Cruz Azul pues no quedó un asiento disponble. Antes de que el silbante Erim Ramírez decidiera pitar el arranque del partido los aficionados poblanos disfrutaron de un pequeño espectáculo de fuegos artificiales al tiempo en el que el cielo se vio colmado de globos azules y blancos todo para acompañar el minuto de aplausos dedicado al delantero regiomontano Antonio de Nigris, quien falleció la semana pasada en Grecia y que portó hace cinco años la playera de La Franja. Ya con la mecha encendida, inició la guerra de porras, por el norte la de ¡Azul, Azul! Y por el sur ¡Puebla, Puebla”, los anfitriones de cabellera platinada prepararon una gran fiesta para su afición y para Cruz Azul y vaya que la están disfrutando.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×