Todo Monterrey paralizado por la fiebre albiazul

La noche del miércoles 2 de diciembre no era como cualquier otra en Monterrey, la afición rayada padecía de insomnio, sabía que al despertar por la mañana del jueves, un gran día habría llegado.
 La noche del miércoles 2 de diciembre no era como cualquier otra en Monterrey, la afición rayada padecía de insomnio, sabía que al despertar por la mañana del jueves, un gran día habría llegado.  (Foto: Reuters)
Estadio Tecnológico -
  • La afición no quedó mal como siempre

La noche del miércoles 2 de diciembre no era como cualquier otra en Monterrey, la afición rayada padecía de insomnio, sabía que al despertar por la mañana del jueves, un gran día habría llegado, su equipo a quien les pertenece su corazón, jugaría el duelo de ida en la Semifinal del futbol mexicano ante Toluca. Amaneció hoy en tierra regia, las horas, los minutos, los segundos pasaron hasta que la noche llegó; las calles y avenidas de los municipios aledaños a la capital de Nuevo León lucían sin tráfico, ¡claro!, todos los hinchas abarrotaban las arterias que rodean el Estadio Tecnológico, el frío no importó, todos quieren disfrutar de la Liguilla. Y por supuesto que la fiebre que se vive en la ciudad por La Pandilla dejó muchos sin la oportunidad de ver en vivo el juego, sólo alrededor 35 mil personas pudieron entrar al recinto y los que no alcanzaron boleto, se quedaron en algún lugar para observarlo por televisión o mínimo escucharlo, pero era muy claro que nadie se perdería del partido. Es más, hubo quienes expresaron tanto su pasión por Rayados, que compraron boletos en la reventa, a pesar de su alto costo, puesto que el precio llegó a rebasar los mil pesos por una sola entrada. El silbatazo inicial se escuchó  y al mismo tiempo los cánticos se hacían más fuertes: “Y vamos, vamos Rayados a ganar el juego”... “Monterrey, Monterrey, vamos Monterrey”, todos contentos en medio de un calor provocado por lo que se está jugando en la cancha, sin sentir que el termómetro marcaba cinco grados de temperatura. Las acciones en la cancha fueron pasando, los regios llegando más al arco rival, aunque no con mucha claridad; aún así, los seguidores del cuadro albiazul no dejaban de alentar, esperando el gol que momentáneamente los colocará en la Final. Al minuto 12, tanto el técnico de Rayados, Víctor Manuel Vucetich, como el de Toluca, José Manuel de la Torre, se levantaron de sus asientos, ya que desesperados veían como sus escuadras no podían crear peligro... de ahí en delante, ninguno de los dos regresaron al banco. El creativo de La Pandilla, Osvaldo Martínez, estuvo cerca de abrir el frío marcador de 0-0, cuando desde fuera del área cobró un disparo que fue directo al travesaño; todo quedó en suspiros de los hinchas regios y un susto para el Diablo, que minutos antes tuvo una oportunidad de gol con Néstor Calderón que no se pudo concretar. Fue hasta el minuto 45 cuando el frío desapareció en el Tecnológico, Aldo de Nigris lo volvió  hacer en Liguilla, recibió centro de Humberto Suazo y de cabeza anotó el gol que tiene en ventaja al Monterrey. Ha concluido ya el primer tiempo y Rayados está haciendo sentir a los Diablos en un infierno, ya que el 1-0 los tiene momentáneamente fuera de la Gran Final, aunque es claro que faltan muchos minutos por jugar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×