La reventa a todo lo que da en el Azul

Es una costumbre que los revendedores le den vuelta al Estadio Azul tratando de acomodar las entradas que lograron adquirir antes que los aficionados; sin embargo en tiempos de Liguilla las cosas...
 Es una costumbre que los revendedores le den vuelta al Estadio Azul tratando de acomodar las entradas que lograron adquirir antes que los aficionados; sin embargo en tiempos de Liguilla las cosas cambian.  (Foto: Notimex)
Estadio Azul -
  • Internet se ha convertido en una nueva forma de venta para los revendedores

Es una costumbre que los revendedores le den vuelta al Estadio Azul tratando de acomodar las entradas que lograron adquirir antes que los aficionados; sin embargo en tiempos de Liguilla las cosas cambian, el mercado es más amplio porque los boletos son más cotizados. Así los revendedores cambian sus estrategias y para correr menos riesgos y así no ser detenidos por la policía, comenzaron a revender los boletos para el partido entre Cruz Azul y Morelia desde avenida Patriotismo y Revolución; sin importarles que pararan el tráfico lograban detener a los automovilistas para ofrecerles las entradas. En las taquillas el precio osciló entre los 100 y 260 pesos, pero a las afueras del estadio alcanzaron los 600 pesos en plateas; si lograbas regatear con el revendedor la entrada podía costar hasta 400 pesos, pero todo dependía del alto en las principales avenidas, pues si se escapaban los minutos, los cientos de automovilistas comenzaban a hacer presión tocando el claxon. En Internet la reventa también se convirtió en un buen negocio, aquellas personas que aseguran venden sus entradas porque no podrán asistir, cotizaron los boletos en un mínimo de 300 pesos y un máximo de 450, dejando su número de teléfono en los datos para que así fueran contactados y hacer la transacción. Ya en las afueras del estadio los revendedores se movieron sin muchos problemas, pues los policías volvieron a hacerse de la ‘vista gorda’ pese a que las transacciones se hacían enfrente de ellos. En el Azul poco a poco la afición fue llegando y los ríos de gente en los alrededores fueron impresionantes; sin embargo, 40 minutos antes de que el juego iniciara el azul de las tribunas fue constante.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×