Festejos en Monterrey dejan varado al Campeón

Cerca de las 00:25 horas de hoy lunes, el avión que trasladó desde la Ciudad de México hasta Monterrey a Rayados, el Campeón del Apertura 2009, arribó a tierra regia; después de una hora de su...
 Cerca de las 00:25 horas de hoy lunes, el avión que trasladó desde la Ciudad de México hasta Monterrey a Rayados, el Campeón del Apertura 2009, arribó a tierra regia; después de una hora de su llegada, el plantel albiazul permanecía en el Aeropuerto.  (Foto: Agustín Cuevas)
Monterrey, Nuevo León -
  • Miles de seguidores de La Pandilla invadieron el Aeropuerto Internacional de Monterrey
  • Quedó bloqueado el paso del autobús que llegaría por el equipo

Cerca de las 00:25 horas de hoy lunes, el avión que trasladó desde la Ciudad de México hasta Monterrey a Rayados, el Campeón del Apertura 2009, arribó a tierra regia; después de una hora de su llegada, el plantel albiazul permanecía en el Aeropuerto Internacional sin tener transporte para salir de ahí.

La pasión se apoderó de la ciudad regiomontana con el título obtenido, la Macroplaza fue abarrotada por más 30 mil personas y las principales avenidas del centro de Monterrey tenían serio conflicto en el tráfico vehicular.

El Estadio Tecnológico también se vio repleto de aficionados, que acudían a las calles del recinto para pintar su carro con logotipos de "Monterrey Campeón". Las 10 de la noche daban al reloj y los hinchas comenzaron a trasladarse al aeropuerto para recibir a sus héroes, quienes tenían programada su llegada a las 00:25 de hoy.

Conforme pasaron los minutos, el acceso a la terminal aérea se convirtió en un caos, si bien miles de personas se dieron cita, colocaron su vehículo en el estacionamiento y bajaron para esperar a los jugadores dentro de las instalaciones; la problemática surgió con quienes aguantaban el arribo desde sus autos.

Y es que estos seguidores convirtieron el acceso al aeropuerto en prácticamente un estacionamiento, ya que no avanzaban y todos los carriles para circular estaban bloqueados; esto le impidió el paso al autobús que llegaría por el equipo.

Los Campeones del futbol mexicano no podían salir, así que tuvieron que aguantar en la sala de abordaje a que se encontrara una solución al problema; se veía difícil, pues ningún automovilista quería perder su lugar para salir en caravana con el plantel.

Transcurrió una hora desde su arribo y surgió la versión de que Rayados ya había dejado el aeropuerto, sin embargo se subraya que esto sólo sería parte de la estrategia para desalojar el acceso.

"Esto va para largo", se escuchó de un aficionado y efectivamente, se confirma lo dicho desde que el árbitro Marco Antonio Rodríguez pitó el final del partido: hoy Monterrey no duerme.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×