Monterrey es una locura

Aún faltaba que se cumpliera la segunda mitad del partido de vuelta de la Gran Final y la afición del Monterrey sentía muy cerca el título del Apertura 2009, por lo que ya se alistaba para el...
 Tres amigas hicieron el viaje con la familia, soportaron algunas horas de viaje en el camión desde Lagunas en Oaxaca y se instalaron por unas horas en la fila para entrar por la Puerta 16.  (Foto: Karina Xicotencatl)
Monterrey -
  • La Macroplaza de Monterrey fue invadida desde temprana hora para ver el partido

Monterrey no va a dormir esta noche, pues la locura que se vive por el tercer título de La Pandilla ha convertido la ciudad en un manicomio y no es para menos, Rayados es Campeón. "Ya volvimos, ya volvimos otra vez, ya volvimos a ser campeones como en el '86 (y '03)", es uno de los tantos cánticos que se escuchan en el corazón de la ciudad, aunado al himno del Monterrey, el sonido de los claxon de los vehículos que desfilan por las avenidas aledañas. Más de 30 mil personas están ya en la Macroplaza viviendo la locura, la cual se conectó a larga distancia con su escuadra, pues cuando el conjunto albiazul dio la vuelta olímpica en el Estadio Azul, los hinchas regios hicieron lo mismo dando el recorrido de campeón a la gran plaza. La fiesta comenzó desde temprana hora, más de 10 mil personas se dieron cita en la Macroplaza de Monterrey, afuera del Palacio de Gobierno de Nuevo León, para observar el duelo de vuelta ante Cruz Azul a través de pantallas gigantes. Cayó el gol de Aldo de Nigris y la fiebre regia se desbordó, pues habían ampliado la ventaja a dos tantos sobre La Máquina; aún así mantuvieron la calma, ya que veían a un rival que amenazaba con acercarse. Y así fue, el ambiente se enfrió un poco cuando los hinchas vieron con preocupación como los capitalinos hacían el empate en el juego de Vuelta; a pesar de que Monterrey continuaba arriba en el global, el nervio estaba al máximo, puesto que otra diana de Cruz Azul enviaría el duelo a tiempo extra. Sin embargo, Humberto Suazo se encargaría de darle la felicidad completa a la afición albiazul, ya que con el 2-1 que colocó el global 6-4, le dio la tercera estrella a los norteños. Esta noche es claro que ningún seguidor del Monterrey dormirá, la mayoría estarán concentrados en la Macro, otros irán a recibir al plantel cuando arriben al Aeropuerto Internacional después de la medianoche. Sin duda, mañana se vivirá como un día de asueto, ya que muchos faltarán a su trabajo por seguir celebrando, esperando que den las cinco de la tarde del lunes, para presenciar el desfile de campeonato de Monterrey, partiendo de la Avenida Alfonso Reyes (a la altura de Cervecería) hasta la Macroplaza.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×