Para Jonathan Orozco, la felicidad del título es infinita

Jonathan Orozco no cabe de felicidad, levantar la corona y saberse Campeón del Apertura 2009 lo llena de alegría, es una emoción que nunca había sentido y que sólo puede comparar con el nacimiento...
Jonathan Orozco no cabe de felicidad, levantar la corona y saberse Campeón del Apertura 2009 lo llena de alegría, es una emoción que nunca había sentido y que sólo puede comparar con el nacimiento de su hijo.
 Jonathan Orozco no cabe de felicidad, levantar la corona y saberse Campeón del Apertura 2009 lo llena de alegría, es una emoción que nunca había sentido y que sólo puede comparar con el nacimiento de su hijo.  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Azul -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

El arquero espera tener continuidad en su nivel para pensar en el Tri

Jonathan Orozco no cabe de felicidad, levantar la corona y saberse Campeón del Apertura 2009 lo llena de alegría, es una emoción que nunca había sentido y que sólo puede comparar con el nacimiento de su hijo. El arquero de Monterrey se volvió fundamental para que los Rayados lograran el título y por ello hoy que se pone la corona lo valora mucho más, no porque se sienta la estrella del plantel, sino porque le queda claro que tiene talento para seguir luchando y ser un pilar con sus amados rayados. "Sabe muy diferente, no lo puedo comparar con otra cosa porque nunca me ha pasado, el mismo sentimiento sentí cuando nació mi hijo, así que creo que fue más o menos así", declaró el arquero, tratando de explicar lo que su cuerpo sentía. Orozco aseguró que el éxito se logró sólo porque los Rayados se entregaron por una misma causa, porque el equipo se concentró en ser una unidad y no brillar por separado, y sobre todo porque supieron ser inteligentes en los momentos justos ante el que valoraron como un gran rival. "Creo que hicimos muy bien las cosas tanto de local como de visitantes, fuimos muy inteligentes, trabajamos fuerte y por eso hoy tenemos el título. "La paciencia del Monterrey, la forma de jugar, la inteligencia, el pararnos muy bien en la cancha eso fue fundamental; y es muy gratificante cuando vienes y le ganas a un gran equipo a domicilio, aunque hubiera sido bonito ganar en casa". Hoy las dedicatorias son infinitas, pero Orozco quiere ofrecerle la corona a su afición, que ha sido fiel en momentos complicados y cuando tocan la gloria. "Esta corona es para toda esa gente que cada quince días llena el estadio, que siempre lo tiene repleto, es para todos ellos por todo el cariño que siempre nos han dado", señaló el guardamente, quien piensa en poder llegar al Tri si su nivel se lo permite, "yo he trabajado muy fuerte, pero un torneo bueno no es todo, tengo que seguir tratando de tener regularidad".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×