Sin caos vial por la corrida y la Final

Cuando se estableció que la Final del Apertura 2009 se jugaría en el Estadio Azul casi a la par de la corrida de toros se pensó de inmediato en un caos vial.
Cuando se estableció que la Final del Apertura 2009 se jugaría en el Estadio Azul casi a la par de la corrida de toros se pensó de inmediato en un caos vial.
 Cuando se estableció que la Final del Apertura 2009 se jugaría en el Estadio Azul casi a la par de la corrida de toros se pensó de inmediato en un caos vial.  (Foto: Notimex)
Estadio Azul -
  • La corrida en la Plaza México tuvo una baja entrada
  • Dos mil 795 policías custodiaron la seguridad en la Colonia Nochebuena

Cuando se estableció que la Final del Apertura 2009 se jugaría en el Estadio Azul casi a la par de la corrida de toros se pensó de inmediato en un caos vial.

Las autoridades de la Delegación Benito Juárez se reunieron con los involucrados para planear un dispositivo de seguridad y vialidad que permitiera el libre y fácil acceso a la Plaza México y el estadio, y además, salvaguardara a todos aquellos que se presentaran en ambos eventos.

Entonces 2 mil 795 uniformados fueron designados para la seguridad y para agilizar el tráfico cuatro horas antes de que la corrida de toros diera inicio. Sin embargo, los asistentes a ambos eventos deportivos tomaron muchas precaucione y eso permitió que el tráfico no se desquiciara en dicha parte de la ciudad.

Llegar al inmueble no requirió demasiado esfuerzo ni tiempo, quizá hasta un poco menos de lo normal, pues un trayecto que oscila entre los 45 y 50 minutos, se pudo hacer en media hora, los únicos problemas viales fueron en la calle de Tintoreto, pues ni la Avenida Revolución ni Patriotismo presentaron caos vehicular, el acceso era un poco pausado, pero constante.

Y los problemas en Tintoreto, que es la calle que desemboca al Estadio Azul, fueron ocasionados por los más de 30 camiones que fueron estacionados en el carril de la izquierda.

El problema fue que los estacionamientos aledaños a la Plaza México y el Estadio Azul se llenaron muy temprano, pero las calles, como siempre, sirvieron de estacionamiento para los asistentes; además, en la corrida de toros, la asistencia fue muy baja, los olés no se escucharon ni un segundo en el Azul.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×