Poca afición en el duelo de Xoloitzcuintles

Pareciera otro miércoles cualquiera, gente que desde temprano va a sus trabajos, estudiantes que van presurosos por las mañanas; lo que poca gente no recordaba a salir de sus casas es que jugarían...
 Pareciera otro miércoles cualquiera, gente que desde temprano va a sus trabajos, estudiantes que van presurosos por las mañanas; lo que poca gente no recordaba a salir de sus casas es que jugarían los Xoloitzcuintles.
Tijuana, Baja California -
  • Alacranes quiere llevar a sus seguidores el triunfo desde Tijuana

Pareciera otro miércoles cualquiera, gente que desde temprano va a sus trabajos, estudiantes que van presurosos por las mañanas; lo que poca gente no recordaba a salir de sus casas es que por la tarde los Xoloitzcuintles del Club Tijuana se enfrentarían a Alacranes de Durango en  la Jornada Nueve del Torneo Bicentenario 2010 de la Liga de Ascenso del futbol mexicano. Es un día inusual para los vendedores que rápido se apresuran a instalarse, poco a poco la gente comienza a llegar al Estadio Caliente, hay uno que otro despistado que se pregunta contra quién juegan los Xolos y otros más que sólo piensan en que su equipo saque la victoria. Miércoles glorioso para México, es Día de la Bandera y los rojinegros quieren dar otro motivo para festejar. Sobresalen entre los asistentes varios estudiantes que encontraron en el partido la excusa perfecta para pasar la tarde y hay otros que se dieron una “escapadita” para ver a los perros aztecas. La Masakre, porra oficial que calienta el partido con porras y canticos, esperan que sus Xolos metan goles suficientes para poder gritarlos con locura; los expertos que saben de darse una combinación de resultados los tijuanenses podrían escalar al primer puesto y con ayuda de los delanteros caninos Raúl Enríquez y Mauro Gerk intentarán ganar para que pueda ocurrir. Los equipos han salido a calentar y la afición se ha hecho presente; el poder de los fronterizos se deja sentir con las rechiflas y gritos cuando el rival sale, pero al salir el cuadro local el jubilo y los buenos deseos surgen, todo el recinto aplaude pensando en que el apoyo motive a la oncena y puedan conseguir el triunfo. En las tribunas hay muchos espacios vacíos, eran de esperarse por ser día laboral para la población de Tijuana, pero el público que se dio cita está impaciente para que comience el duelo. En las tribunas un niño cuestiona al papá sobre cuando iniciará el cotejo y algunos más aprovechan el tiempo para predecir el marcador La algarabía crece en el Estadio Caliente, no será un miércoles común y corriente para la ciudad; por otro lado del recinto se ve un seguidor de la escuadra duranguense que se prepara para disfrutar el partido. Pocos asistentes registra el coloso y pese a que hay una entrada que no abarca más de la mitad, se espera un encuentro de calidad por ambos equipos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×