Renunciar sería cobarde: Daniel Guzmán

La exigencia de la gente en el "Volcán" no fue suficiente para hacer renunciar al técnico Daniel Guzmán, quien aseguró que no piensa dejar el barco por considerar la renuncia como un acto de cobardía.
La exigencia de la gente en el "Volcán" no fue suficiente para hacer renunciar al técnico Daniel Guzmán, quien aseguró que no piensa dejar el barco por considerar la renuncia como un acto de cobardía.
 La exigencia de la gente en el "Volcán" no fue suficiente para hacer renunciar al técnico Daniel Guzmán, quien aseguró que no piensa dejar el barco por considerar la renuncia como un acto de cobardía.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario -
  • Sostiene el técnico que mantiene la fe intacta

La exigencia de la gente en el "Volcán" no fue suficiente para hacer renunciar al técnico Daniel Guzmán, quien aseguró que no piensa dejar el barco por considerar la renuncia como un acto de cobardía. En rueda de prensa, el timonel sostuvo que aún tiene fe para sacar al equipo adelante, aunque consideró que hay mucha gente en el estadio que quiere ver rodar su cabeza. “Eso (renunciar) sería desertar, sería de cobardes”, inició el "Travieso" ante los medios. “Yo vine a esto, sabía que me iba a enfrentar con esto, con este gran monstruo que hay, y hoy lo te lo digo tengo más fe que nunca. “He salido de peores, y de esas peores que he salido he salido más fortalecido con el equipo, y tan es así que así conseguí un campeonato y un superliderato, y cosas muy positivas, si hay que pagar ese sufrimiento, lo voy a pagar”. -¿Qué opinas de la reacción del público?- “Si vamos a hablar de futbol, la gente, te repito, está muy herida, eso desde que llegué aquí lo he sentido, y obviamente ellos son libres de decir lo que quieren, pero yo creo que no son todos, yo creo que esa gente que está allá arriba creo que puede tener fe en este equipo. “Aún así, en estas cosas tan adversas que parece un coliseo romano, quieren ver sangre, y sangre, y yo creo que eso no es el motivo para que un equipo se entregue, para que un equipo se consolide como equipo, y hoy te lo digo, hoy tengo más fe que nunca”. -¿Es el peor juego que ha dado el equipo contigo?- “Yo creo que el primer tiempo sí, porque si te das cuenta, en mi área deportiva estoy buscando todos los caminos para poder tocar un timbre, y ese timbre es la estabilidad del equipo, cambios de sistemas de juego, me concentro para aislarlos un poquito si es que los jugadores tienen presión. “El primer tiempo fue malo, parecía el equipo yo lo llamo engarrotado, y nos hacen de todos modos dos goles muy fáciles, y si te pones a analizar el segundo tiempo ya arriesgando más, pues obviamente, ése es el equipo que tiene que jugar, porque nos estamos jugando mucho, y si juegas de esa manera, atrevido, con inteligencia, obviamente nos vamos a salvar y vamos a consolidar un equipo diferente”. -La fe que tienes ¿En qué argumentos futbolísticos la basas?- “En el trabajo, yo nada más te puedo decir, y ya no lo quiero recordar, pero nada más como un antecedente, en el otro equipo que dirigía (Santos) con equipos de máximo nivel, no podíamos consolidar, en seis meses de 21 puntos me acuerdo que nada más conseguimos dos, pero nunca perdimos la fe en la intimidad de ese vestidor. “Si te invito a pasar adentro, parece que les dijeron que se iban a morir de una enfermedad terminal, y el futbol no es así, lo más importante son los jugadores, los voy a proteger a muerte, voy a buscar que no se presionen cuando venimos aquí de local, porque una cosa de local, no nos dan los resultados voy a buscar el porqué, porque si te pones a revisar la estadística, de visitante el equipo juega mejor”. El técnico negó que el equipo haya dejado de respaldarlo en la cancha, en alusión a las siete jornadas sin ganar que tiene en la campaña. “Aquí no es de proteger a Daniel Guzmán, lo más cobarde ahorita para mí es decirles, ‘adiós, ahí se ven, ahí les dejo el problemita a ver quién lo resuelve. “Hoy les digo que me siento con más capacidad que nunca, y no voy a dudar nunca, aún así que el exterior es de sangre, pareciera que hay que meter leones, que corra la sangre, pero no es así, el camino es el trabajo, el camino es indagar en los jugadores para que ellos encuentren un equilibrio emocional, y ellos compitan y que se den cuenta en qué momento estamos”. Lo que sí reconoció el técnico, es que no sabe si los altos mandos seguirán confiando en su trabajo luego de exhibiciones como la de este sábado, aunque confió en que mantengan el respaldo en el proyecto. “No lo sé (si decidirán cesarlo), obviamente eso no me atañe a mí, lo que te puedo asegurar es que si la gente cree en esto, esa gente que hablas, hoy más que nunca nos va a tender la mano para salir adelante”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×