Sin sobrecupo en el Cuauhtémoc

Ser uno de los dos equipos más populares de México le vale al América ser un cuadro taquillero, que llena cada plaza que visita. En Puebla la visita de las Águilas causaba expectación, los boletos...
Ser uno de los dos equipos más populares de México le vale al América ser un cuadro taquillero, que llena cada plaza que visita. En Puebla la visita de las Águilas causaba expectación, los boletos se agotaban con rapidez.
 Ser uno de los dos equipos más populares de México le vale al América ser un cuadro taquillero, que llena cada plaza que visita. En Puebla la visita de las Águilas causaba expectación, los boletos se agotaban con rapidez.  (Foto: Diana Pérez)
Estadio Cuauhtémoc -
  • La “Monu” estuvo encerrada y custodiada por 50 elementos de seguridad

Ser uno de los dos equipos más populares de México le vale al América ser un cuadro taquillero, que llena cada plaza que visita. En Puebla la visita de las Águilas causaba expectación, los boletos se agotaban con rapidez, y en el Estadio no cabía una persona más, el sobrecupo era un evento natural si los de Coapa estaban en la cancha. Sin embargo esta tarde en el Estadio Cuauhtémoc no se dio el lleno, en el inmueble pudieron verse espacios donde el cemento relucía, y aunque no fueron muchos, sí fueron notables, sobre todo porque en la última visita de los de Coapa al Cuauhtémoc no se podía caminar en los pasillos y las escaleras de acceso sirvieron de asientos improvisado para la afición. El sistema en Puebla parece haber cambiado para bien, pues no sólo no hubo la demanda suficiente -el boleto más caro era de 750 pesos-, para que los encargados del boletaje pusieran a la venta más boletos que los debidos, sino que no se pudieron clonar las entradas debido a que el nuevo sistema al estadio mundialista es mucho más minuciosa. El Cuauhtémoc ha vuelto a ser un inmueble seguro, pues las salidas estuvieron despejadas en todo momento y el libre tránsito en los pasillos era sencillo. Hasta la autoridades han decidido hacer el inmueble seguro para todos los presentes, pues aunque quitaron las rejas que separan la tribuna de la cancha, como lo hicieron en casi todos los estadios del futbol nacional hace tiempo, decidieron mantener las rejas de la porra visitante por lo que la Monumental estuvo encerrada y custodiada por unos 50 elementos de seguridad estatal.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×