Pumas impuso récord defensivo en torneos cortos

Los Pumas consumaron la hazaña; no sólo se convirtieron en el equipo menos goleado del Torneo Bicentenario 2010, sino que además impusieron una nueva marca al admitir sólo 10 goles en 17 partidos.
Los Pumas consumaron la hazaña; no sólo se convirtieron en el equipo menos goleado del Torneo Bicentenario 2010, sino que además impusieron una nueva marca al admitir sólo 10 goles en 17 partidos.
 Los Pumas consumaron la hazaña; no sólo se convirtieron en el equipo menos goleado del Torneo Bicentenario 2010, sino que además impusieron una nueva marca al admitir sólo 10 goles en 17 partidos.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Admitió 10 goles en 17 partidos
  • La marca anterior era de 11, empatada entre Pumas y Atlante

Los Pumas consumaron la hazaña; no sólo se convirtieron en el equipo menos goleado del Torneo Bicentenario 2010, sino que además impusieron una nueva marca al admitir sólo 10 goles en 17 partidos. Antes de este campeonato, el récord para goles recibidos estaba en manos de Atlante y de los propios Pumas, quienes habían admitido 11 goles en 17 partidos, en el Torneo Invierno 1996 y en el Apertura 2006, respectivamente. Admitir 10 goles en 17 partidos, significa que los Pumas sólo recibieron 0.58 goles por encuentro, es decir, un gol cada 153 minutos. En este torneo, los Pumas recibieron el primer gol hasta la Jornada 4, cuando empataron de visita ante Tigres 2-2, luego admitieron una fecha después, una anotación más en casa, a cargo de Estudiantes. Querétaro se voló la barda al anotarle 3 anotaciones a los felinos en la Fecha 6, para propinarle además su primer derrota del torneo en La Corregidora al son de 3-2, con un penal por una mano inexistente de Efraín Velarde al 85. El séptimo gol en contra llegó por obra de Puebla en CU, en la goleada 4-1 a favor de los Pumas; mientras que la octava diana admitida fue obra de Monterrey, en otro penal dudoso de Sergio Bernal sobre Abraham Carreño, que hizo efectivo Walter Ayoví en el triunfo rayado por la mínima diferencia, que además significó la segunda derrota de los universitarios en el campeonato. El noveno y décimo gol se los anotó Indios de Ciudad Juárez, ambos por medio de Héctor Giménez, en el tercer y último descalabro del torneo para los felinos. Los 10 goles recibidos se repartieron en 6 de los 17 partidos del torneo; dos fueron en Ciudad Universitaria y 8 en patio ajeno; de estas 10 dianas, tres fueron de pena máxima (marcadas por Rubens Sambueza de Estudiantes, Margarito González de Querétaro y Walter Ayoví de Monterrey). De las 10 anotaciones admitidas, 9 las recibió Sergio Bernal en 13 partidos y Alejandro Palacios una en 4 juegos, 3 de ellos los jugó completos. Itamar Batista de Tigres y Héctor Giménez de Indios, ambos en dos ocasiones; Rubens Sambuenza de Estudiantes; Julio César Laffatigue, Emilio López y Margarito González de Querétaro; Hérculez Gómez de Puebla y Walter Ayoví de Monterrey, fueron los únicos jugadores que pudieron marcarle a los felinos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×