De la euforia al llanto en el Estadio Morelos

La tribuna michoacana pasó de la euforia al llanto en menos de 45 minutos. La afición de la monarquía que colmó el Estadio Morelos empezó con alegrías y más cuando cayó el gol que inauguró el...
La tribuna michoacana pasó de la euforia al llanto en menos de 45 minutos. La afición de la monarquía que colmó el Estadio Morelos empezó con alegrías y más cuando cayó el gol que inauguró el marcador.
 La tribuna michoacana pasó de la euforia al llanto en menos de 45 minutos. La afición de la monarquía que colmó el Estadio Morelos empezó con alegrías y más cuando cayó el gol que inauguró el marcador.  (Foto: Notimex)
Estadio Morelos -
  • Morelianos se metieron fuerte con Liborio

La tribuna michoacana pasó de la euforia al llanto en menos de 45 minutos. La afición de la monarquía que colmó el Estadio Morelos empezó con alegrías y más cuando cayó el gol que inauguró el marcador.

Después de la pifia de Liborio Sánchez, los miles de aficionados coreaban el grito de gol cada que el balón se paseaba cerca del área tapatía. Sin importar que el balón viniera de un compañero o fuera un tiro de un rival, los morelianos le metían presión al joven portero de Chivas, quien en los dos últimos partidos se cristalizó como el héroe del Rebaño, ya que ante Cruz Azul y Vélez Sarsfield, Liborio Sánchez se convirtió en figura del Rebaño.

Pero después de los dos goles de Chivas el ambiente mutó en Morelia. La afición puso caras largas de tristeza y preocupación con el segundo del Rebaño. En las tribunas se olvidaron por completo de los errores del portero rival y comenzaron a recriminar a su cancerbero.

No daban crédito de lo que pasaba en este partido y es que con un hombre menos, el Rebaño se repuso en lo anímico y aunque pareciera increíble, la afición rojiblanca que comenzó el partido con las uñas en los dientes terminó el primer lapso en medio de abrazos, cánticos y festejos por los goles.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×