José María Basanta se sintió mal y pidió su cambio

José María Basanta mencionó que tuvo que pedir su cambio debido a que se sentía mareado y prefirió dejarle su lugar a un compañero que estuviera en mejores condiciones.
José María Basanta mencionó que tuvo que pedir su cambio debido a que se sentía mareado y prefirió dejarle su lugar a un compañero que estuviera en mejores condiciones.
 José María Basanta mencionó que tuvo que pedir su cambio debido a que se sentía mareado y prefirió dejarle su lugar a un compañero que estuviera en mejores condiciones.  (Foto: Notimex)
Estadio Hidalgo ante una buena entrada -
  • Los 30 grados de calor y los 2400 metros de altura de Pachuca le afectaron
  • Se fue insatisfecho, pero confía en que se recuperarán en el Tec

Cuando arrancó el juego entre Pachuca y Monterrey en el Estadio Hidalgo el termómetro marcaba 30 grados centígrados. En la conferencia de prensa, Víctor Manuel Vucetich dijo que el calor y la altura le afectaron a su equipo y el que más lo resintió fue el defensa José María Basanta, quien salió de cambio al minuto 75.   Unos minutos antes, el argentino dijo que se comenzó a sentir mal y no dudó en pedir su salida.    "Me sentía mareado, la verdad no estab bien, no podía" “Me sentía mareado, la verdad no estab bien, no podía; en dos o tres jugadas no me pude recuperar así que pedí mi cambio para que entrara un compañero que estuviera mejor; siento que el calor y la altura me afectaron”, explicó José María, quien fue reemplazado por Diego Cervantes. Ya recuperado y bien hidratado, Basanta reconoció que el resultado de ninguna manera los deja satisfechos e insistió en que las condiciones climáticas nos les permitieron desarrollar su mejor futbol.                                                                                 “Obviamente no era lo que buscábamos, veníamos con la mentalidad de sacar un triunfo pero creo que nos afectó un poquito el calor, nunca conseguimos tener esa dinámica de juego y no pudimos presionar para recuperar la pelota, la realidad es que nunca llegamos a estar bien en el partido”, afirmó el zaguero. EN EL TEC SERÁ OTRA HISTORIA Sin embargo, haber perdido por la mínima diferencia no le inquieta al líder de la defensa regiomontana, pues tiene plena confianza en que en el juego de vuelta serán capaces de aprovechar su condición de local.    “Es un partido de 180 minutos y nos quedan 90 en nuestra cancha que es donde nos sentimos mejor, ahí las cosas van a ser totalmente distintas a este partido, así que tenemos que estar tranquilos porque en el Tecnológico con el funcionamiento que traíamos, seguramente va a cambiar la historia”, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×