Aldo de Nigris festejó con máscara de su hermano Toño

A nueve meses de su partida, parece que Antonio de Nigris sigue cuidando desde el cielo la carrera de su hermano menor.
A nueve meses de su partida, parece que Antonio de Nigris sigue cuidando desde el cielo la carrera de su hermano menor.
 A nueve meses de su partida, parece que Antonio de Nigris sigue cuidando desde el cielo la carrera de su hermano menor.  (Foto: Notimex)
Monterrey -
  • Afirmó que no puede pedir más en su retorno a Primera División

A nueve meses de su partida, parece que Antonio de Nigris sigue cuidando desde el cielo la carrera de su hermano menor. Y es que este sábado, Aldo reapareció en Primera División tras casi cuatro meses por su operación en el tobillo, y lo hizo marcando el quinto gol del Monterrey en el encuentro ante Pumas. En su festejo, el atacante regio portó una máscara de luchador, que al final reveló, fue un regalo que le hizo a Toño cuando militó en los clubes de Europa. "Es un gol dedicado a Dios y estoy feliz por este regreso, porque creo que es un gol de parte de toda la institución" Lo misterioso es que tras la muerte del "Tano", una persona dio con la careta y se la hizo llegar al hermano menor de los De Nigris, Alfonso, horas antes del partido de este sábado, afirmando que en sueños Toño pidió que se la mandara. "Fue algo extraño porque esa máscara yo se la mandé a Toño firmada", explicó a los medios. "A mí me la regalaron firmada y yo se la mandé porque Toño quería una máscara de un luchador mexicano. En ese momento Místico era el luchador preferido de la gente y se la mando, hace el gol y festeja de esa manera. "Ahora esa máscara llega a un señor y se la manda a mi hermano Poncho diciéndole que había soñado que Toño me la había mandado". Un punto extraño es que Alfonso jamás supo que ese objeto había acompañado a Antonio en su aventura europea y que ahora retornaba a su punto de partida, justo un día antes de la reaparición de Aldo con el Monterrey. "Poncho no sabía que yo se la había mandado a Toño. Entonces fue como un regreso, me la regresó y le dije, 'me la voy a poner y voy a hacer el gol, si Dios quiere', y se dio todo". Aldo mostró su fe en el que fuera también uno de los máximos ídolos del club albiazul. "La máscara me la dio mi hermano en el hotel la noche de ayer. Es un gol dedicado a Dios y estoy feliz por este regreso, porque creo que es un gol de parte de toda la institución. Obviamente, (se lo dedico) a mi familia y primero que nada a Dios". De Nigris ya había jugado partidos con el equipo filial del Monterrey, aunque aún sin llegar al ritmo que alcanzó en la Liguilla del Apertura 2009. Ahora aseguró que se va contento luego de estrenar con éxito el número nueve, que también portó su hermano en su paso por La Pandilla. "Estoy muy contento, gracias a Dios se dan las cosas, gracias al esfuerzo, al trabajo que uno hace y qué mejor con toda esta afición hermosa y ganando". -¿Se puede pedir más?- "No, yo creo que no, yo creo que son cosas inolvidables, se quedan siempre en la mente y el corazón de uno y ahora a seguir igual, a mantener ese nivel, esa humildad y a seguir trabajando". -¿Le cumplieron al Presidente Urdiales, que pidió triunfos por más diferencia?- "Creo que en todos los partidos se busca ganar con amplitud, pero es difícil, el equipo de Pumas es un equipo que se para muy bien, y se nos complicó, pero creo que el equipo ha mostrado mucho futbol, mucha garra, mucha humildad y mucha unión, y eso es lo que está haciendo los resultados".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×