Ángel Comizzo vio caer desde lejos a su equipo

Por segundo partido consecutivo, el técnico de los Gallos del Querétaro, Ángel David Comizzo, observó a sus pupilos desde la lejanía de su banquillo.
Por segundo partido consecutivo, el técnico de los Gallos del Querétaro, Ángel David Comizzo, observó a sus pupilos desde la lejanía de su banquillo.
 Por segundo partido consecutivo, el técnico de los Gallos del Querétaro, Ángel David Comizzo, observó a sus pupilos desde la lejanía de su banquillo.  (Foto: Notimex)
Estadio Nemesio Diez -
  • Cumplió su segundo partido de suspensión 
  • Vio el partido desde el palco para el equipo visitante 

Por segundo partido consecutivo, el técnico de los Gallos del Querétaro, Ángel David Comizzo, observó a sus pupilos desde la lejanía de su banquillo, al cumplir su segundo juego de suspensión, luego de que la Comisión Disciplinaria lo castigara tres juegos.

Distinguido por su cabellera semi larga y negra, se le pudo observar sentado en el palco asignado para el equipo visitante; desde ahí el estratega argentino vivió el drama del juego.

Mediante un radio, Comizzo mantuvo comunicación con el resto de su Cuerpo Técnico, ya sea para intercambiar opiniones sobre el desarrollo del juego, el desempeño del cuadro plumífero o para realizar algún cambio.

Al término de la primera mitad, el estratega abandonó el palco para dirigirse a los vestidores donde se reuniría con su equipo, en donde pudo intercambiar palabras directamente con sus dirigidos y plantear el juego que se realizaría para la segunda parte.

Durante la parte complementaria, se le vio más agitado y nervioso, no dejaba de lamentarse las oportunidades de gol que sus jugadores dejaban ir. Incluso al minuto 62, no pudo más y se paró de su asiento, luego de una clara oportunidad de gol que Carlos Pinto dejó ir. Sabía que el empate se había esfumado.

Pese a que no estaba en la zona de técnicos, Ángel Comizzo no se salvó de los recuerdos que acostumbra dar la afición de los Diablos, pero esta vez sin haber visto dónde estaba ubicado, lo saludaron “Comizzo, donde quiera que estés...”.

El momento del penal no tuvo más que ver cómo Héctor Mancilla insertaba el esférico en las redes de Carlos Bossio.

Así, el argentino vivió de nueva cuenta el drama de su segunda derrota al hilo, ya que también contra América perdió y vio el encuentro desde la tribuna.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×