Malísimo el árbitro: Aquivaldo Mosquera

Aquivaldo Mosquera salió del campo hecho un energúmeno tras el silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez.
 Aquivaldo Mosquera salió del campo hecho un energúmeno tras el silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez.  (Foto: Notimex)
Estadio Azul -
  • Fue lo único que dijo el colombiano al término del partido
  • Iba muy enojado y sus compañeros se lo llevaron al vestidor

Aquivaldo Mosquera salió del campo hecho un energúmeno tras el silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez.

Al colombiano no le pareció nada justa la actuación del nazareno y abandonó la cancha tachando de malo el trabajo de "Chiquimarco", pero sólo dijo una frase porque fue detenido por sus compañeros, quienes lo encaminaron así al vestidor.

"Malísimo el árbitro", alcanzó a decir Aquivaldo justo cuando personal del equipo lo detuvo y condujo al vestidor.

Luego de varios minutos, el colombiano salió del vestidor hacia la cancha, con sus compañeros, para desalojar el estadio vía el túnel que lo une con la Plaza México, pero ahora ni él, ni ningún otro americanista dijo palabra alguna, todos cruzaron en silencio el campo, algunos con la mirada hacia el suelo, otros mirando al horizonte.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×