Rayados dormirán tranquilos

Monterrey visitaba al Pachuca en el estadio Hidalgo... Eran las seis de la tarde de este jueves, un horario en el que la mayoría de los aficionados regios no podían ver el partido de sus Rayados,...
 Monterrey visitaba al Pachuca en el estadio Hidalgo... Eran las seis de la tarde de este jueves, un horario en el que la mayoría de los aficionados regios no podían ver el partido de sus Rayados, ya que la jornada laboral termina más tarde.  (Foto: Jessika Méndez)
Monterrey, Nuevo León -
  • La afición de La Pandilla aplaudió el empate en el estadio Hidalgo.

Monterrey visitaba al Pachuca en el estadio Hidalgo... Eran las seis de la tarde de este jueves, un horario en el que la mayoría de los aficionados regios no podían ver el partido de sus Rayados, ya que la jornada laboral termina más tarde; mientras que a otros, el tráfico les impedía llegar a sus hogares o algún lugar en donde ver el encuentro que se trasmitía en televisión abierta.

Sin embargo, hubo quienes prefirieron faltar a sus trabajos, pedir el día o la tarde libre, con el fin de no perderse el partido de ida de los Cuartos de Final, en el que La Pandilla tendría la desventaja de no contar con cinco jugadores estelares: Humberto Suazo, Walter Ayoví, Luis Pérez, Severo Meza y Jonathan Orozco.

Los restaurantes y bares de la ciudad lucían vacíos poco antes de la hora pactada, pero minutos después de que el árbitro Paul Delgadillo pitó el inicio, la gente comenzó a abarrotar estos lugares, en los que no solamente se dieron cita hinchas del Monterrey, sino también del Pachuca. A través de pantallas gigantes los seguidores disfrutaron del juego y sufrían al mismo tiempo, puesto que los dos cuadros tenían opciones de gol, aunque era Rayados quien tuvo las más claras en la primera parte, incluso la afición pedía un penal a favor de los norteños. El duelo se fue con un empate a cero al descanso, en lo cual los aficionados del Monterrey aprovecharon para convivir con el enemigo, puesto que no importó la camiseta que otros apoyaban, el ambiente era de fiesta y no se presentaron conflictos con hinchas del conjunto rival. Cuando comenzó la segunda parte y poco después La Pandilla se fue al frente, toda la ciudad regia era una locura, los automóviles que circulaban por las principales arterias pitaban festejando el triunfo momentáneo. Mientras que en los restaurantes, bares y hogares el grito de gol retumbó, pero la felicidad no les duró del todo, ya que vendría el empate; la gente que apoyaba al Pachuca festejó la diana que daría el marcador definitivo en este encuentro con el 1-1, a pesar de que ´Chupete´ entró faltando 20 minutos, pues no pudo hacer nada. Al finalizar el partido, las dos aficiones quedaron tranquilas, pero más la del Monterrey, pues sabe que la igualada en el global les favorece; además, de que jugando la Vuelta en el estadio Tecnológico es difícil que los hidalguenses se lleven una victoria. De esta forma, luego de transcurrir los primeros 90 minutos de los Cuartos de Final, los Rayados dormirán tranquilos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×