'¡Árbitro, ya pítale!', gritaba la afición rayada

Faltaban cinco minutos para llegar a los 90 del tiempo reglamentario y Monterrey estaba arriba 3-1 sobre Pachuca, obligado así Tuzos a anotar tres, por lo que la afición regia ya festejaba en las...
En las gradas se respiraba el ambiente de Liguilla.
 En las gradas se respiraba el ambiente de Liguilla.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico -
  • Rayados avanzó a Semifinales y se medirá ante Pumas

Faltaban cinco minutos para llegar a los 90 del tiempo reglamentario y Monterrey estaba arriba 3-1 sobre Pachuca, obligado así Tuzos a anotar tres, por lo que la afición regia ya festejaba en las tribunas su pase a Semifinales. Todo indicaba que sería una eliminación tranquila, pero el delantero colombiano, Franco Arizala, decidió otra cosa, pues al minuto 85 se apuntó el su tercer gol (de cuatro que haría) ante Monterrey en la Liguilla y el segundo de la tarde, con el cual los hidalguenses se acercaban 3-2. Aún así los hinchas estaban confiados en que tenían ya el boleto, más cuando sólo faltaba un minuto más lo que agregara el árbitro, y fue precisamente en el 89’, que Arizala de nuevo descontó y puso a temblar al estadio Tecnológico. La pizarra electrónica indicaba que serían cuatro minutos de compensación, lo cual se les hacía una eternidad a los albiazules, puesto que Pachuca no dejaba de atacar y estaba más cerca el cuarto gol de ellos que del Monterrey.

"Y ya lo ve, y la ven, es para Tigres que nos miran por TV"

“Árbitro, ya pítale, pítale ya”, se escuchaba por parte de seguidores de La Pandilla en el recinto, donde retumbaba el silbido de los aficionados que de esta forma trataban de ejercer presión para que el juez central, Armando Archundia, concluyera el encuentro. El arquero Tuzo, Miguel Calero, estuvo cerca de hacer el tanto de la voltereta y esto sacó un susto al público, quien se desató de la emoción cuando el árbitro marcó el final del partido, en que el 3-3 y 4-4 en el global les da a Rayados el pase a Semifinal, en el que se medirá a Pumas. La afición se fue contenta del estadio, otros ya lo había hecho minutos antes y se perdieron del emocionante y sufrido final, pues estos sólo vivieron la satisfacción de ver a su equipo al frente. Cuando Rayados se fue al frente en el marcador, la afición explotó de felicidad en las tribunas, pues sabían que con el 1-0, Pachuca estaba obligado a ir por dos goles y por ende, sintieron que con ese tanto de Humberto Suazo, ya acariciaban la Semifinal. Sin embargo, el gusto les había durado seis minutos, ya que Arizala les hacía el empate; después de ahí vendrían los goles de Aldo de Nigris y Neri Cardozo que colocaban 3-1 arriba al Monterrey, marcador que no supieron mantener. Pero aunque Rayados no pudo ganar ni en la Ida, ni en la Vuelta de los Cuartos de Final ante el séptimo lugar de la calificación, los hinchas se fueron contentos y lo manifestaron recordando a su archirrival de la ciudad: “Y ya lo ve, y la ven, es para Tigres que nos miran por TV”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×