La afición americanista no volvió a responder

La afición americanista no respondió a las expectativas. A pesar de que las Águilas del América se encuentran en la antesala de la Final, los aficionados azulcremas decidieron ausentarse del...
 La rivalidad sólo es en la cancha.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Azteca -
  • Al inicio del partido no había ni medio estadio en cuanto a entrada
  • Todos los niños con playera amarilla o del América ingresaron gratis al inmueble
  • A pesar de ser niños, los elementos de seguridad los revisaban de forma normal al entrar

La afición americanista no respondió a las expectativas. A pesar de que las Águilas del América se encuentran en la antesala de la Final, los aficionados azulcremas decidieron ausentarse del coloso de Santa Úrsula, pues la entrada al inicio del partido no alcanzaba ni el medio estadio.

Cabe destacar que el horario de las 19:00 horas tampoco ayudó mucho, pues es la hora en la que regularmente terminan las labores diarias en la capital del país; además de que a unos cuantos kilómetros del Azteca se estaría llevando a cabo el otro partido de Semifinales entre los Pumas y el Monterrey.

De hecho, minutos antes del inicio del encuentro, aún habían boletos disponibles en las taquillas del inmueble, situación que orilló a los pocos revendedores que habían alrededor del estadio, a malbaratar los boletos, venderlos al precio e incluso hasta perder un poco de la ‘inversión’ con tal de no quedarse con ellos. La posición que regularmente ocupa la porra del América en la cabecera norte tampoco tuvo mucha afluencia, pues contraria a otros partidos, no estuvo ni cerca de llenarse.

Los que sí aprovecharon para ir al Azteca fueron los cientos de niños que se dieron cita para el partido entre las Águilas del América y el Santos de Torreón. Luego de la promoción que este miércoles lanzó la Directiva azulcrema, cientos de infantes aprovecharon para acompañar a sus padres al partido más importante del América en lo que va del Apertura 2010.

Sin embargo, la admisión para los infantes fue sólo para la zona de general en el estadio, por lo que los padres que acudían con ellos tenían que acompañarlos a dicha zona, a pesar de que tuvieran un boleto de otra sección; además de que algunos aficionados del América tuvieron que recurrir a las taquillas para comprar boletos adicionales, pues cuando quisieron entrar acompañados de niños con playera de Santos, el acceso gratuito les fue negado.

Una vez que pasaban los torniquetes, los pequeños no se salvaban de la acostumbrada revisión, por lo que el personal de seguridad los hizo cumplir con los requerimientos de cualquier aficionado.

En contraparte, apenas un pequeño grupo de aficionados laguneros se hicieron presentes en el coloso de Santa Úrsula, unos 150 guerreros acudieron para apoyar al equipo de Rubén Omar Romano y aunque trataron de hacerse sentir, el ruido que provocaban no alcanzaba a escucharse en otras secciones del estadio.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×