Un ambiente de Primera se vivió en el Puerto

Con la pasión desbordada al mil por ciento, los aficionados de los Tiburones Rojos abarrotaron cada resquicio del Estadio Luis 'Pirata' Fuente en la ida de la Final del Torneo Apertura 2010 de la...
Con la pasión desbordada al mil por ciento, los aficionados de los Tiburones Rojos abarrotaron cada resquicio del Estadio Luis 'Pirata' Fuente en la ida de la Final del Torneo Apertura 2010 de la Liga de Ascenso entre Veracruz y Xoloitzcuintles.
 Con la pasión desbordada al mil por ciento, los aficionados de los Tiburones Rojos abarrotaron cada resquicio del Estadio Luis 'Pirata' Fuente en la ida de la Final del Torneo Apertura 2010 de la Liga de Ascenso entre Veracruz y Xoloitzcuintles.  (Foto: Notimex)
Estadio Luis 'Pirata' Fuente -
  • El Gobernador del Estado, Javier Duarte, estuvo presente en el cotejo

Con la pasión desbordada al mil por ciento, los aficionados de los Tiburones Rojos abarrotaron cada resquicio del Estadio Luis “Pirata” Fuente en la ida de la Final del Torneo Apertura 2010 de la Liga de Ascenso entre Veracruz y Xoloitzcuintles.

En el Puerto jarocho nadie quería perderse el partido, los 30 mil lugares disponibles en la casa de los escualos tenían dueño y hasta algunos pasillos sirvieron de asientos para albergar a aquellos seguidores que gustan de llegar con el tiempo medido o de plano ya muy tarde.

Y es que no era para menos, ya que han pasado dos años y medio desde que el Veracruz dejó la máxima categoría del balompié mexicano, por ello esta noche todo el Puerto se dejó venir al “Pirata” Fuente para alentar minuto a minuto a sus Tiburones, imperando un ambiente de Primera que algunas otras plazas de México envidiarían.

Tal como pasó con Cuauhtémoc Blanco en la Semifinal, la afición jarocha recibió con insultos a quien meses atrás fuera el estratega de su equipo, Joaquín del Olmo, quien le puso sabor al encuentro luego de que tras el segundo gol saliera de su zona técnica con una sombrilla negra para evitar ser empapado e impactado por todos los proyectiles que eran aventados hacia la banca de los Xolos.

Los seguidores escualos al ver la respuesta del timonel del Club Tijuana, comenzaron a lanzar más vasos con cerveza hacia donde Del Olmo se paseaba con su sombrilla, aunque nadie pudo atinarle al blanco pues el objetivo se movió constantemente por un par de minutos para después refugiarse en la banca y así no arriesgarse a algo mayor.

El enojo de los aficionados jarochos pasó y decidieron prestarle mayor atención a lo que sucedía en el terreno de juego pues no querían perderse cada de talle de sus Tiburones porque saben que el medio boleto para el ascenso está en disputa y el Estado de Veracruz quiere volver a vibrar y hacerse sentir con la pasión que genera el futbol de Primera División.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×